Tecnología

Padres estadounidenses demandan a Google por las compras de ‘apps’ de sus hijos

Padres estadounidenses demandan a Google por las compras de “apps” de sus hijos
Escrito por Redacción TICbeat

Los afectados consideran que el gigante de Internet crea juegos gratuitos o baratos muy adictivos que permiten adquirir extras sin necesidad de contraseña para poder seguir jugando.

Como ya le sucediera a Apple en su momento, un grupo de padres estadounidenses ha presentado una demanda conjunta contra Google después de que sus niños adquiriesen apps en el Play Store sin su consentimiento, algunas por un importe de más de sesenta dólares.

Según cuentan en The Next Web, la firma de abogados Berger & Montague está detrás de esta demanda, que sostiene que Google incita a los niños a este comportamiento con la creación de juegos muy adictivos que incluyen la posibilidad de realizar compras sin la necesidad de ningún paso de seguridad como, por ejemplo, la introducción de una contraseña.

La demanda ha sido presentada en el distrito norte de California, pero desde Berger & Montague animan a todos los padres estadounidenses que se hayan visto afectados por un hecho similar a que se unan a la causa. Según explica la firma de abogados en un comunicado de prensa, los firmantes de la demanda son los padres de niños que, tras descargar un juego gratuito o barato en la Play Store, hicieron compras relacionadas con el mismo sin el permiso paterno.

Esa misma nota especifica que, entre los miles de aplicaciones disponibles en Google Play App Store, existen muchas específicamente dirigidas a los niños, y, entre ellas, hay bastantes que están diseñadas para inducir la compra de lo que Google llama “In-App Purchases” o “In-App Content”; esto es, extras de pago.

“Estos juegos están programados para resultar altamente adictivos y requerir, en ocasiones, de la compra de extras para que el usuario pueda continuar jugando”, señalan desde Berger & Montague. La firma añade que no es raro que los juegos permitan pagos de extras por importes elevados, de cien dólares o más.

La demanda surgió a raíz del caso de una madre neoyorquina, cuyo hijo de cinco años se gastó 65,95 dólares jugando a Marvel Run Jump Smash! desde una tableta Samsung Galaxy.

Algo muy parecido ya le costó a Apple varios millones de dólares, tras alcanzar un acuerdo con un grupo de padres que también denunciaba que los controles parentales aplicados en el proceso de facturación de compras de sus apps eran deficientes.

En ese caso, lo que denunciaban las familias era que, una vez adquiridas las aplicaciones, seguía siendo posible hacer compras dentro de ellas sin aprobación durante 15 minutos ya que los datos de identificación “quedaban almacenados”. Los menores tenían, entonces, luz verde para pagar lo que les pareciera oportuno. La firma de Cupertino ha comenzado a introducir algunos cambios en su App Store para blindarlo contra este tipo de incidentes.

Foto cc: HA! Designs – Artbyheather

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.