Tecnología

Oracle recusa al experto del juicio que lo enfrenta con Google

American_judge
Escrito por Marcos Merino

Hace ya 5 años que Oracle demandó a Google por violar la propiedad intelectual de Java, y el caso sigue coleando entre tribunales.

Hace ya 5 años, Oracle demandó a Google por vulnerar su propiedad intelectual. Concretamente, acusó a la compañía del buscador de infringir “a sabiendas” y “repetidamente” patentes vinculadas a la tecnología de Java a la hora de desarrollar su sistema operativo móvil, Android. Google contestó entonces que su uso de Java estaba legitimado por la liberación del código fuente que Sun Microsystems (anterior compañía propietaria del lenguaje) había realizado en 2006.

Desde entonces han ocurrido dos cosas: la popularidad de Android lo ha convertido en el sistema operativo predominante entre los dispositivos móviles, y la demanda Oracle vs. Google sigue sin resolverse, ni tiene visos de que ello vaya a ocurrir a corto plazo: tras una sentencia de 2012 que daba la razón a Google en algunos aspectos fundamentales del caso, Oracle recurrió con éxito a la corte federal de apelaciones, que obligó a celebrar este nuevo juicio.

El problema ahora se llama James Kearl

Y es que Oracle Corp ha decidido ahora recusar a James Kearl, un profesor de economía de la Universidad Brigham Young al que el juez responsable del caso había encargado realizar un peritaje por no confiar en que ninguna de las dos compañías le entregara una evaluación fiable.

La razón por la que la compañía presidida por Larry Ellison ha decidido rechazar la opinión experta de Kearl es que, desde su punto de vista, habría demostrado ser “parcial en favor de Google” cuando tuvo que testificar el año pasado en el juicio que enfrentaba a Samsung y Apple por violación de patentes (Apple alegaba que los móviles Android de la compañía surcoreana habrían plagiado elementos del diseño de los terminales iOS).

“De todos los expertos de este condado, no encontraremos uno más ligado que él a Google y Android”, sostuvo el pasado jueves en una audiencia el abogado de Oracle, Matt Bush. Dan Purcell, el abogado de Google, explicó al juez William Alsup que el testimonio de Kearl por el caso Samsung nada tenía que ver con el caso que les ocupaba. El propio Kearl dejó claro que en ningún momento se pronunció sobre Google o sus productos durante su anterior caso, por lo que no veía ningún conflicto de intereses.

Alsup rechazó pronunciarse de inmediato, aunque sí avisó de que recurrir ahora a otro experto podría retrasar por otro año y medio la resolución de la demanda (cuyo valor podría ser superior a 1.000 millones tras su ampliación para incluir las nuevas versiones de Android). Oracle ha llegado a poner en duda que la complejidad técnica del caso obligue a recurrir a una opinión técnica, como insiste en hacer el juez Alsup.

Imagen | Wikipedia

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.