Tecnología

¿Por qué Opera es el navegador más usado en Bielorrusia?

Escrito por Miriam Castellanos

Opera, el quinto navegador web más popular en el mundo, es el número uno en Bielorrusia. A diferencia de Chrome, que es el más usado en el resto de Europa, Bielorrusia es el único país del mundo donde Opera cuenta con más usuarios, según datos de StatCounter.

Este navegador noruego creado en 1996 es el segundo navegador activo más antiguo y fue la competencia directa de Internet Explorer hasta que Safari, Firefox y Chrome  entraron en la escena. Actualmente, Opera no supera el 3% del mercado mundial, pero ha conseguido posicionarse líder en el país socialista.

¿A qué se puede deber esta rareza? Una de las razones principales por las que Opera domina Bielorrusia es porque tiene una infraestructura de internet desfasada, fruto de años de socialismo, que incluye una sola empresa que monopoliza las comunicaciones: Beltelcom. Estas limitaciones son las que han permitido al navegador noruego dominar el mercado. Así lo explica Espen André Øverdahl, community manager de Opera, a The Atlantic quien subrayaba las deficiencias del sistema de telecomunicaciones de hace años como factor determinante.

Y no sólo en ordenadores. Hasta 2010 solo se podía utilizar Opera mini para navegar por internet desde el móvil, ya que era el único navegador que permitía a un teléfono conectarse online y casi gratis.  Y ahora que ya están permitidos los Androids y los iPhones, todavía la gente lo sigue usando por las conexiones caras y lentas que hay en Bielorrusia.

En resumen, la poca calidad de las infraestructuras ha potenciado que los bielorrusos usen un navegador que sabe responder en esas cicrunstacias. Además, al ser uno de los primeros que incluyó  la encriptación de la navegación ha ayudado aún más a su penetración, teniendo en cuenta que el país es de facto una de las últimas dictaduras de Europa y que sus habitantes pueden ser censurados.

Siguiendo con su éxito en este país, se está moviendo una comunidad de usuarios a su alrededor para seguir fomentando su uso y evitar que Chrome le coma terreno. Por eso, Opera ya organiza cursos educativos y otros programas de divulgación para dar a conocer sus últimos proyectos, como es el lanzamiento de su última versión para ordenadores 12.11.

Sobre el autor de este artículo

Miriam Castellanos