Open Data en Kenia

Escrito por Martin Cattaneo

El continente africano es noticia por la aparición de diversas iniciativas de Open Data que son un notable ejemplo a seguir. Contamos el caso de Kenia.

El país africano ha sido el primero del continente negro en lanzar un proyecto de Open Data a través del portal www.opendata.go.ke. De este modo, un país que tradicionalmente se había caracterizado por la corrupción y la falta de información en sectores claves como la educación, la salud, la energía o la alimentación, hoy se codea con Australia, Canadá, Reino Unido o los EE.UU.

Este proyecto de transparencia no sólo tiene como objetivo hacer la información del Gobierno más accesible, sino también incentivar el uso de la tecnología, aumentar la participación ciudadana, fomentar la innovación distribuida y aumentar el número de personas que accede de forma regular a Internet (facilidad de la que actualmente goza menos del 25% de la población).

La influencia ejercida por los políticos y la educación están jugando un papel fundamental en la construcción de una cultura de gobierno abierto. En este sentido, Bitange Ndemo, ministro de Información y Comunicación de Kenya, apunta que la información es un “bien nacional”, por lo que ya “es hora de que sea compartida”. Meritorias declaraciones tratándose de un país que, tras alcanzar en la década de los 60 un nivel de renta per cápita similar al de países como Corea, Malasia o Singapur, fue devastado posteriormente por años de corrupción.

En la actualidad, más de 100 diferentes apps móviles han sido desarrolladas para hacer uso de los datos del Gobierno, pero son muchas más las que desde la Administración Pública se están demandando sobre todo en el sector agrícola y alimentario, no sólo para ayudar a los agricultores a mejorar los rendimientos de sus plantaciones, sino también para garantizar un correcto funcionamiento de la cadena de distribución de alimentos elaborados.

El objetivo del Gobierno en un año será contar con el mayor número de generadores de contenidos y recolectores de datos locales, para que en el futuro la gran parte de la información procesada sea accesible desde dispositivos móviles y sirva además, en palabras de Ndemo, “para contar con un contenido histórico que permita aprender de los propios errores”.

Uno de los principales agentes que han protagonizado el cambio en Kenya es sin duda el iHub, una incubadora de empresas que funciona como un espacio de co-working para programadores y desarrolladores, donde el concepto Open Innovation cobra sentido y produce que la comunidad tecnológica con grandes ideas lidere el desarrollo de nuevas tecnologías en Kenia. Hoy día, el acceso de los ciudadanos a la información del Gobierno es un derecho constitucional en Kenya.

Sobre el autor de este artículo

Martin Cattaneo