Tecnología

Ono se prepara para el futuro con TiVo

La definición más clásica de TiVo es que es un grabador de contenidos digitales (DVR por sus siglas en inglés) que mejora las funciones típicas de los decodificadores de televisión de pago, pero este sistema tiene la capacidad de unir el modelo actual de comercialización de contenidos audiovisuales con los modelos futuros, y Ono ha apostado por ese camino.

En el conflicto del consumo de series y películas online nadie quiere quedarse fuera de los futuros modelos de negocio, evidentemente. Pero cuando contamos a los que han dado pasos certeros, no tardamos mucho en terminar, sobre todo si se trata de los productores y canales tradicionales de contenidos.  Ono, con su asociación con TiVo, se prepara para cuando lleguen los, tan esperados, modelos de negocio viables.

La empresa proveedora de Internet, ahora permite a sus subscriptores de televisión por pago el consumo de productos en alta definición y la organización de la reproducción del contenido gracias a la posibilidad de grabar contenidos y a la mayor oferta de video on demand (o televisión a la carta). Pero TiVo tiene dos características que son un claro ejemplo del futuro –esperemos no muy lejano- de la televisión: las recomendaciones inteligentes y el acceso a aplicaciones.

Los usuarios de Ono ahora podrán acceder a listados de recomendaciones de contenidos que se construyen según el historial de consumo, de grabaciones, de valoraciones y de la actividad de otros usuarios, una sistema de recomendaciones sociales similar al de algunos reproductores musicales en la nube.

En cuanto a las aplicaciones, de momento hay juegos online, redes sociales y apps de algunos canales como Telecinco, RTVE, TV3, Canal Cocina, etc. que ofrecen información adicional y los contenidos que se encuentran disponibles en sus páginas oficiales. Pero cuando servicios como Netflix o HBO GO lleguen a España (o cuando los distribuidores y canales nacionales decidan vender por Internet), Ono podrá adaptarse a su modelo de negocio permitiendo que alojen sus apps en TiVo.

Sobre el autor de este artículo

Edgar Camelo