Tecnología

Ocho consejos para optimizar nuestra estrategia de Google Adsense

google adsense

Desde el código asincrónico hasta la gestión de categorías, pasando por los anuncios anclados: aquí os explicamos cómo maximizar vuestros ingresos por publicidad si trabajáis con Google AdSense.

Miles de las páginas web que consultamos a diario, desde medios de comunicación hasta foros, portales de información o blogs, obtienen la mayoría de sus ingresos de la publicidad online. Se trata, no en vano, de uno de los modelos de negocio más antiguos de la historia de Internet y, aún hoy, de los más rentables para muchos editores.

Sin embargo, cuando uno es un pequeño site, resulta bastante difícil acceder a los anunciantes de mayor calado y, mucho menos, poder ofrecerles un volumen de visitas que les resulte atractivo para invertir sus recursos en una campaña dirigida a nuestra web.

Surgen así servicios como Google AdSense, una red que permite a cualquier página comenzar a ofrecer anuncios pagados con todas las posibilidades del gigante de las búsquedas. Y no hablamos sólo de la ingente inversión que maneja esta plataforma en todo el mundo, sino de sus numerosas herramientas para editores, que permiten optimizar la forma en que mostramos la publicidad para generar un mayor impacto y, por ende, ganar más dinero.

Es muy complejo dar consejos generales sobre mejores prácticas para rentabilizar mejor nuestros anuncios de AdSense (más allá del típico “colocar anuncios más grandes y con contenido visual”), ya que cada site es todo un universo en sí mismo en el que hay que tener en cuenta la temática sobre la que versa, la audiencia potencial y la navegabilidad de la propia web (tanto en PC como, muy especialmente, en formatos móviles). Pero, haciendo un ejercicio de osadía, aquí os ofrecemos algunas claves que pueden ayudar a mejorar los ratios de clicks y conversiones en la publicidad que mostramos en nuestro portal.

 

 

Multidispositivo

Cada día, más y más visitan proceden de dispositivos móviles en los que no podemos mostrar los clásicos banners de PC ni tampoco se respetan las mismas posiciones de publicidad debido a los formatos responsive que todos debemos tener. Eso implica que, o adaptamos nuestro portal para mostrar diferentes tipos de anuncios según el dispositivo del lector, o nos arriesgamos a que nuestro banner lateral acabe en el fondo de la web móvil sin que nadie haga click en él.

Geotargeting

Algunos países tienen un CPC más alto que otros. Por ejemplo, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia presentan un CPC mucho mayor que África o India. Especialmente reseñables son los contenidos en inglés, accesibles por personas de un sinfín de lugares y, por ende, objeto de interés de más anunciantes que una página disponible en otro idioma. Así pues, si tenemos un blog en español, italiano o portugués, es conveniente crear una sección en inglés que presente tasas de CPC más altas.

Usar canales personalizados

Los canales personalizados son una opción muy interesante para crear grupos de anuncios o ubicaciones individuales a las que los anunciantes pueden dirigirse directamente. De esta manera, se pueden poner en marcha campañas publicitarias más inteligentes, con un nivel de especificidad mucho mayor y, en definitiva, una mayor segmentación de los formatos disponibles que aumentarán la competencia de los anunciantes por el espacio disponible.

Anuncios anclados y de flujo

Cada vez es más común encontrarnos con anuncios anclados (también conocidos como ‘floating ads’, que se muestran continuamente en un lugar determinado aunque sigamos haciendo scroll, acompañando a la lectura del texto principal) y de flujo (que brindan puntos de salida dentro del contenido). La razón es que muchos anunciantes se han dado cuenta que los banners en las primeras posiciones de las web (las más valiosas, como el header) son muchas veces obviados por lectores ávidos de llegar al contenido que les interesa. Con estas dos alternativas, podemos incorporar la experiencia publicitaria dentro o al mismo tiempo que el consumo del texto que le interesa a nuestra audiencia, lo que ofrece mejores tasas de clicks y de conversiones.

Dos alternativas a Adsense para monetizar tu web

Bloqueos de categorías

De forma predeterminada, todas las categorías “seguras” están marcadas como habilitadas y las categorías más arriesgadas (como los anuncios de apuestas online) están deshabilitadas. Sin embargo, Google está extendiendo una funcionalidad que permite jugar con estos filtros para maximizar nuestro potencial de ganancias. Por defecto, al incluir cuantas más categorías posibles, mayor competencia se establecerá por aparecer en nuestro site y, de este modo, aumentarán los ingresos que obtendremos. Pero hemos de contar con que cada categoría tiene un CPC y un CTR distintos, por lo que hemos de saber exactamente qué estamos incluyendo y qué dejando fuera para obtener el mejor de los resultados.

Entender la política de precios inteligentes

Google lleva una década aplicando políticas de precios inteligentes que tienen en cuenta no sólo los clicks que se producen en los anuncios, sino también las conversiones que se generan en los distintos sites de los anunciantes. De este modo, la publicidad insertada en webs que proporcionen mejores tasas de conversión obtendrán automáticamente ofertas de CPC más altas.

Sin embargo, Google no ofrece los datos de conversiones a los editores, por lo que su algoritmo es una suerte de secreto para todos los webmasters. Por ello, como buenos administrados hemos de hacer un ejercicio de “ingeniería inversa” para entender el viaje de los lectores y poder, de este modo, entender qué contenido o formas de expresarlo son las más adecuadas para generar esas conversiones.

Código asincrónico

En 2015, Google introdujo el código de anuncio asíncrono para ayudar a los editores a reducir el tiempo de carga de sus páginas, cargando los anuncios por orden de aparición. Sin duda, una buena opción a tener en cuenta no tanto para aumentar nuestros ingresos, pero sí para mejorar la experiencia de navegabilidad. Y, al final, todo suma, ¿verdad?

Corregir el tráfico no válido

Google incluye desde el año 2015 un apartado en su informe mensual de ingresos en el que se detalla el tráfico no válido que derivamos a las campañas de AdSense. En base a este criterio, la compañía descuenta parte de los ingresos atribuidos a estas visitas sin valor como forma de prevenir el uso ilegítimo de su red de anuncios.

“La actividad de clics no válidos consiste en cualquier clic o impresión que pueda inflar artificialmente los costes de un anunciante o las ganancias de un editor, y por la cual decidimos no cobrarle al anunciante. Esto incluye, entre otros, los clics o las impresiones generados por un editor al hacer clic en sus propios anuncios, un editor que fomenta clics en sus anuncios, herramientas automáticas para hacer clic o fuentes de tráfico, robots u otro software engañoso”, rezan las bases de Google AdSense.

Para prevenir toda esta situación, Google recomienda evitar fuentes de tráfico de baja calidad, evitar la tentación de hacer click en nuestros propios anuncios, no tener más anuncios que contenidos, evitar que nuestro tráfico dependa demasiado de las redes sociales y alertar en caso de que detectemos cualquier anomalía (como, por ejemplo, un ciberataque de un rival que quiera manipular nuestra política de publicidad).

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.