Tecnología

Obama negocia convertirse en presentador de Netflix

barack obama
Escrito por Eduardo Álvarez

Barack Obama negocia con Netflix su incorporación a la plataforma a cargo de varios programas. En ellos se centraría en abordar temáticas clave de la sociedad y la economía, como la educación, la sanidad y la igualdad.

El ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dejó el cargo con unos índices de popularidad espectaculares. Convertido prácticamente en una estrella mediática, no ha perdido seguidores desde entonces. De hecho, se especula que Michelle Obama podría ser futura candidata a la presidencia. Cabalgando esta oleada de popularidad, Obama negocia su incorporación como presentador a Netflix.

Con 118 millones de suscriptores en todo el planeta, Netflix se antoja a Barack Obama la plataforma perfecta para seguir difundiendo las ideas que le hicieron presidente. Por eso estudia la opción de presentar varios programas, cuyo formato aún se desconoce. No así el contenido, que según señala The New York Times se centraría en analizar “historias de personas que luchan por cambiar el mundo” desde una perspectiva social.

Según aclara el citado diario, el ex presidente no utilizaría estos shows para “responder directamente al Presidente Trump o a sus críticos conservadores”, es decir, que no piensa bajar al fango de la política de nuevo, sino tratar de reflejar en pantalla los Estados Unidos tal y como él cree que deben ser.

Las negociaciones están ya bastante avanzadas, aunque no hay datos acerca de cuándo se estrenarían estos programas de Obama en Netflix ni cuánto cobrarán él y su esposa a cambio. De Michelle se dice que también tendría un programa sobre temáticas como la nutrición, uno de sus caballos de batalla como ocupante de la Casa Blanca.

Estos son los 10 libros que Barack Obama te recomienda en 2018

La apuesta por programas y documentales que Netflix tiene ya en marcha forma parte de la estrategia a medio y largo plazo de la compañía, cuyo objetivo primordial es sustituir por completo a la televisión tradicional, y para eso necesita algo más que series y películas.

Con Ícaro, Netflix ha logrado su primer Oscar, y piensa repetir éxito. A día de hoy este servicio de vídeo en streaming lucha por ampliar su catálogo con una interminable lista de producciones propias y de terceros de distinto tipo, una variedad en la que, por supuesto, hay sitio para todo un ex presidente de los Estados Unidos.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez