Nvidia: los smartphones acabarán con Intel

En Nvidia ya han visualizado el futuro de los ordenadores personales. Para ellos pasa por los teléfonos móviles y los dispositivos portátiles. Y no es casualidad, ya que su socio más poderoso es ahora mismo ARM, creador de los chipsets más utilizados en este segmento, frente al dominio de Intel en sobremesa.

El presidente de Nvidia, Jen-Hsun Huang ha vuelto a presentar su futuro ideal, en el que los ordenadores caseros son sustituidos por dispositivos portátiles, más pequeños, conectados y manejables, y repletos de funcionalidades. Y, por supuesto, armados con chips ARM frente a los de su enemigo Intel. Quizá parecidos al smartphone del futuro.

“ARM es el procesador que más rápido crece a día de hoy. Es la arquitectura elegida por la computación móvil. Y ya ha quedado claro que  la computación móvil será una fuerza totalmente disruptiva para la computación en general”, dijo Huang durante la Nvidia Conference. No sólo en smartphones, también se está imponiendo en el lucrativo segmento de las videoconsolas portátiles.

¿Cómo será el ordenador del futuro?

Su inclinación por los teléfonos inteligentes parte de el enorme equipamiento que llevan integrados, lo que les sitúa en ventaja sobre los ordenadores convencionales. Un smartphone “es el primer ordenador equipado con todo tipo de sensores, cámaras, micrófonos, GPSs y acelerómetro”, lo que, según Huang, les convierte en los primeros en “ser concientes de su contexto, de su situación, y quién sabe, algún día quizá también de su propia existencia”.

La mejora progresiva del hardware está provocando una extensión del software de sobremesa hacia los dispositivos móviles. Pronto habrá muy pocos programas exclusivos para los ordenadores de consumo de masas convencionales, más allá de los potentes equipos profesionales.

Esta influencia se está haciendo notar también, por ejemplo, en los últimos navegadores planificados para 2010. Internet Explorer 9 ha adoptado totalmente el esquema de aplicaciones web creado para agilizar la navegación móvil.

Smartphones con chips Intel

La variable que se escapa de la ecuación de Nvidia es la propia Intel. El líder en la fabricación de procesadores aún no ha destacado en el terreno de los móviles, pero está a punto de dar sus primeros pasos. En 2011 saldrán a la venta varios smartphones de alta gama armados con sus chips.

Su estrategia va dirigida a logra la interacción total con las redes de conexión de datos. Quedó al descubierto recientemente con la compra de Infineon, fabricante de piezas de silicio para la tecnología 3G de teléfonos como el iPhone. En concreto, deberán dar el salto a la tecnología 4G junto a los próximos procesadores Atom, que se están extendiendo gracias a los netbooks.

Habrá que esperar para saber si la entrada de Intel en los smartphones es el fiasco que Nvidia espera o si, por el contrario, tiene la fuerza suficiente para convertirse en el agente dominador, también aquí. Y entonces sería ARM quien estaría en riesgo de desaparición.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top