Tecnología

Lo que significan los nuevos dominios para el SEO

SEO nuevos dominiosLa ICANN, organización que está detrás de la gestión de los nombres de dominio en Internet, ha aprobado recientemente un plan para la creación de nuevos dominios. Se podrá utilizar casi cualquier palabra, tanto genérica, como ‘.car’, o particular, como ‘.google’. Pero, ¿qué repercusiones tiene esto para el SEO? En principio ninguna. Veamos las razones.

La creación de nuevos dominios abre un amplio abanico para enriquecer la web, aunque si se mira desde la otra parte, lo que ocurre es que la nomenclatura se hace más compleja. Independientemente del cristal con el que se mire, el plan de la ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números) contempla la posibilidad de sustituir los .com o .net por términos con significado.

Cualquiera puede generar un nuevo dominio pagando 185.000 dólares. Se podría pensar que si una agencia de viajes en Italia compra .italia (algo que con toda seguridad no le sería nada fácil, ya que este término estaría muy disputado, sin ir más lejos por las autoridades del país), cuando se realice una búsqueda buscando ‘viajar a Italia’, ‘Italia turismo’ o similares, la compañía tendría ventaja sobre otros competidores.

No es así. Según escribe Danny Sullivan, en Search Engine Land, quienes han señalado la importancia de los nuevos dominios en SEO están equivocados. Los buscadores actualmente no prestan atención a los dominios como indicador para ofrecer resultados. Esto es así y, según la opinión del experto, no va a cambiar porque el dominio no está necesariamente asociado al contenido del site.

El dominio .travel, que actualmente está operativo, no hace ascender a quienes lo tienen comprado en las búsquedas sobre ‘travel’. Su efecto es inexistente. Los buscadores como Google o Bing no dan ninguna relevancia a esto, ya que cualquiera puede poner un site bajo ese término sin que tenga nada que ver con el significado del mismo.

Lo único que da cierta confianza a los buscadores y se fían de ello son los dominios específicos de cada país. Si a Google se le indica que busque solamente páginas de España tendrá muy en cuenta las .es.

Aunque ni siquiera esto es exacto, ya que muchas páginas con dominios .ly – biy.ly, sin ir más lejos – no pertenecen a Libia, ni una mayoría de los páginas .tv – relacionadas con el vídeo y la televisión – pertenecen a Tuvalu, un país situado en la Polinesia. Por tanto, la fiabilidad de los dominios es tan poca que los buscadores no los tienen en cuenta.

Es más, sería raro que los empezaran a tener en cuenta ahora, sabiendo su falta de exactitud. Existen otros mecanismos para afinar más en las búsquedas, como los enlaces y, cada vez con mayor relevancia, la influencia en las redes sociales.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano