Tecnología

Nuevo temor en torno al Internet de las Cosas: su rendimiento podría dañar las operaciones comerciales

telefonica-iot

Casi cuatro de cada cinco directivos (78%) asumen la culpa de implementar estrategias de IoT sin tener un plan sobre cómo administrar el rendimiento de los ecosistemas de nube complejos que son necesarios con cada proyecto del Internet de las Cosas.

Los desafíos en torno al paradigma del Internet de las Cosas no dejan de acumularse en un momento clave de su expansión y consolidación. En esta misma página ya os contamos cómo la seguridad en torno al Internet de las Cosas moverá una inversión de 6.000 millones de dólares en un lustro. Y, ahora, otro estudio global revela cómo la complejidad TIC puede abrumar a los directivos tecnológicos.

Así lo asegura un estudio de Dynatrace, según el cual el rendimiento de los dispositivos de IoT probablemente determinará el rendimiento de toda una organización, lo cual es motivo de preocupación entre los directivos de nivel ‘C’. En concreto, casi tres cuartos (74%) temen que los problemas con el rendimiento de sus dispositivos IoT puedan impactar las operaciones comerciales, posiblemente dañando los ingresos de las compañías.

Más aún: casi cuatro de cada cinco (78%) asumen la culpa de implementar estrategias de IoT sin tener un plan sobre cómo administrar el rendimiento de los ecosistemas de nube complejos que son necesarios con cada proyecto del Internet de las CosasMás de dos tercios (69%) predice que el IoT se convertirá en una “gran carga de gestión del rendimiento” en el futuro.

Internet de las Cosas: una realidad todavía en pañales pero con un futuro brillante

“Las empresas en todas las industrias están explorando con entusiasmo el potencial de IoT para atraer nuevos mercados, generar nuevos ingresos y crear una ventaja competitiva más fuerte”, añade el informe. “Sin embargo, los ecosistemas de IoT y las cadenas de distribución son intrincados e ilimitados, lo que crea una frecuencia, un tamaño y una complejidad sin precedentes en los entornos de nube en los que se construyen. Las empresas ya están luchando para dominar la complejidad de la nube y ahora IoT magnifica sustancialmente este desafío”.

En ese sentido, a medida que las organizaciones buscan construir y mantener una experiencia de software perfecta con su implementación de IoT, se enfrentarán a un par de obstáculos clave. No será posible administrar IoT de la manera ‘tradicional’, ya que pronto lo sobreescribirá. “La complejidad de IoT es demasiado grande para ser dominada manualmente y, al mismo tiempo, tiene cada vez más dificultades para satisfacer las expectativas de los usuarios”, recoge el documento.

Y, por último, podría dañar la experiencia del usuario de nuevas formas, con la necesidad de actualizaciones periódicas de firmware o el seguimiento del comportamiento de las aplicaciones en dispositivos IoT a medida que interactúan con los servicios en la nube.

“Las organizaciones necesitan un nuevo enfoque que funcione a escala y simplifique la complejidad de la nube de IoT; una plataforma de inteligencia de software que utilice la inteligencia artificial y la automatización para proporcionar información operativa completa sobre vastos ecosistemas de sensores, dispositivos, pasarelas, aplicaciones e infraestructura subyacente de IoT“, concluye el estudio.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.