Tecnología

Un nuevo servicio de S21sec ayuda a detectar el malware

Escrito por Redacción TICbeat

La compañía ha puesto en marcha un servicio de monitorización que protege a las empresas del malware que se instala en sus webs para redireccionar a los usuarios a sitios fraudulentos.

S21sec ha puesto en marcha Webmalware Safe, un servicio de monitorización para frenar la introducción de código malicioso en sitios web legítimos que redireccionan a los usuarios a sitios fraudulentos. Este servicio está especialmente orientado a aquellas empresas que tengan una importante presencia en Internet, a proveedores de servicio (ISP) y de hosting y housing.

El servicio utiliza para realizar su labor la inteligencia que dispone el centro de respuesta temprana de S21sec relativo a reputación de sitios web, así como otras herramientas de seguridad propias que la firma ha desarrollado para detectar posible código malicioso inyectado en los sitios web de sus clientes.

En concreto, la compañía de seguridad propone la monitorización activa de más de cinco millones de sitios web mensuales, de modo que sea posible identificar en ellos código malicioso prematuramente.

Una tendencia creciente

La práctica de instalar malware en los equipos informáticos (drive-by download) aprovechando las vulnerabilidades que tengan es creciente en los últimos tiempos.

Entre las técnicas más utilizadas por los cibercriminales destacan la toma de control de servidores web empleando técnicas de hacking; SQL injection, que se vale de una vulnerabilidad informática presente en una aplicación en el nivel de validación de las entradas para realizar consultas a una base de datos; mensajes en foros, en muros y comunicaciones en perfiles de redes sociales, áreas de comentarios en páginas web y blogs e iFrames; el malvertising o intromisión en la cadena de suministro de anuncios online presentando en estos los redirectores; y, finalmente, los llamados malicious widgets o la distribución de complementos gratuitos para páginas web que incorporen su código.

Consecuencias nefastas

El problema del malware es que, si no se frena, la página afectada puede acabar siendo clasificada como contenido peligroso por los buscadores de Internet, los proveedores de programas antivirus u otras bases de datos de reputación en Internet.

Esto terminará generando alertas de seguridad e incluso su posible retirada del tráfico de Internet hasta que no se demuestre que el problema se ha resuelto.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.