Tecnología

Lo nuevo de Microsoft Office 2013

microsoft office 2013La nueva suite de productividad ha sido presentada por la compañía de Redmond con un buen número de novedades respecto a la anterior versión. Microsoft Office 2013 cuenta con una interfaz táctil que reconoce los gestos habituales de los smartphones, así como la escritura manual mediante un stylus. Además, guarda automáticamente los documentos en la nube.

Microsoft Office 2013 pretende ser un gran salto respecto a la versión que actualmente lleva Windows 7. La popular suite de aplicaciones de productividad incorpora novedades propias de las nuevas tecnologías que se han expandido mientras ha tenido lugar el desarrollo del software, como las pantallas táctiles o las redes sociales.

Hace poco más de dos años que Microsoft lanzó su Office 2010. Ahora Steve Ballmer, CEO de la compañía, ha mostrado cómo será la nueva versión del software, que vendrá incluido en Windows 8, así como en Windows RT, la versión móvil del sistema operativo.

Capacidad táctil

Lo que más destaca a primera vista es el carácter táctil de Office 2013, tal vez porque Microsoft no se ha caracterizado tradicionalmente por dotar a su software de una capacidad táctil optimizada. La nueva suite reconoce los gestos habituales de pulsar, deslizar y pinzar para hacer zoom.

Pero además se puede utilizar un stylus o punzón para escribir manualmente, una tecnología que parece haberse desenterrado, como muestra la nueva serie de tabletas  Galaxy. También es posible colorear utilizando esta herramienta, así como borrar.

Estrechanzo lazos con la nube

En cuanto a su relación con la nube, Microsoft Office 2013 guardará los documentos que edite el usuario automáticamente en su cuenta de SkyDrive. De esta manera se podrá disponer de los mismos en cualquier lugar, desde cualquier otro ordenador o dispositivo móvil.

Aparte de Office 365, que se lanzó el pasado año, la nueva versión de Office también ofrece un plan de suscripción para acceder a las funcionalidades completas de las aplicaciones en cualquier parte, accediendo a través de la nube.

Aspiraciones sociales

Uno de los puntos más débiles de Microsoft es el de las redes sociales. Por ello ha comprado algunas compañías destinadas a suplir estas carencias. De hecho, el entorno social del nuevo Office está servido por dos de estas adquisiciones: Yammer y Skype.

La suite de productividad incorpora la posibilidad de sincronizarse con Yammer, la red social de empresas que fue adquirida el pasado mes por 1.200 millones de dólares. El usuario también tendrá Skype integrado. Al entrar el usuario recibirá 60 minutos gratis para hablar a cualquier país del mundo.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano