El nuevo ‘Mega’ no resucitará a Megaupload

kim dotcom

Kim Dotcom, fundador de Megaupload, está preparando su nuevo proyecto ‘Mega’ que podría salir este mismo año. ¿Significará esto la vuelta de un servicio de descargas como el anterior? ¿Las páginas de enlace se rellenarán de nuevo de contenido? Hay varios factores que indican que será difícil volver a ver un ‘Megaupload’ como antes.

El proyecto de Kim Dotcom ha sido calificado desde algunos sitios como el “nuevo Megaupload”, dando por hecho que supondrá una especie de resurgimiento del servicio de descargas que fue cerrado por el FBI. En una entrevista reciente con Wired, el empresario se refiere a su renovada apuesta, ‘Mega’, destacando su carácter protector con la privacidad.

“Si los servidores se pierden, si el gobierno entra en un centro de datos y lo secuestra, si alguien hackea el servidor o lo roba, no servirá de nada”, ha declarado Dotcom. La intención del fundador del nuevo ‘Mega’ es emplazar las máquinas en países cuyas leyes sean cumplidas escrupulosamente. Pero si aun así hay una redada como la que sufrió Megaupload o un desastre natural, la información también estará almacenada en otra localización.

Sin embargo, ya han pasado nueve meses desde la caída de Megaupload y el mercado de las descargas y el contenido online ha evolucionado. Para Javier Maestre, abogado especializado en temas de propiedad intelectual, la situación ahora “sigue igual”, pero la caída del servicio de Kim Dotcom “provocó que se utilizasen muchas plataformas análogas y el P2P”.

Si antes de enero de 2012 Megaupload había logrado construir a lo largo de los años una especie de monopolio en el terreno de las descargas directas, a partir de su cierre los servicios de almacenamiento similares se multiplicaron. Algunos de los que eran conocidos se vinieron abajo, como FileSonic, que cerró en septiembre, y otros se hicieron más populares.

FileSonic restringió su servicio pocos días después del cierre de Megaupload. Unos meses más tarde FileServe y Wupload siguieron el mismo camino. En general, los llamados cyberlockers trataron de acercarse al funcionamiento de plataformas como Dropbox o dificultaron mediante recursos técnicos el proceso para acceder al contenido.

Las páginas de enlace ahora beben de muchas más fuentes que antes. “Concentrar todos [los contenidos] en un servicio no creo que vuelva a ocurrir. Si atrae a todo el mundo puede ocurrir, pero no es previsible”, comenta el presidente de la Federación para la Propiedad Intelectual José Manuel Tourné.

Foto cc  Abode of Chaos

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top