Tecnología

Nueva polémica de Google, esta vez con Kazajistán

Google neutralidad de la red KazajistánPoco después de su última polémica con China, Google vuelve a enfrentarse a las decisiones de un país, esta vez Kazajistán. El Gobierno de este país emitió una orden por la que requería que todos los dominios ‘.kz’ operasen en servidores físicamente localizados dentro de las fronteras del país. Google se ha negado para no “fracturar Internet”.

La semana pasada, Google denunció que desde China se habían robado contraseñas de Gmail a políticos, disidentes y militares. El país asiático no recibió esta denuncia con agrado, a pesar de que el buscador no acusaba al Gobierno, sino que se limitaba a dar a conocer el origen de los hackers.

Esta situación recordó a la que se dio el año pasado, cuando, tras recibir un ciberataque, Google amenazó con abandonar China. Finalmente, tras unos meses de negociaciones, China y Google volvieron a acercarse y el país renovó la licencia para operar en sus fronteras a la empresa estadounidense.

Ahora, sin embargo, el país al que se enfrenta Google es Kazajistán. Según explica la compañía en su blog, el Ministerio de Comunicaciones e Información de Kazajistán emitió una orden en la que establecía que todos los dominios ‘.kz’ deberían operar en servidores físicos dentro del país.

Esto, explican,  supone que Google tendría que dirigir todas las búsquedas realizadas en google.kz hacia servidores localizados en Kazajistán, en vez de utilizar los que proporcionen la respuesta más rápida.

Esto ha hecho que Google se encuentre “en una situación difícil”, ya que crear fronteras en Internet “levanta la cuestión no sólo de eficiencia de la red, sino también de la privacidad de los usuarios y la libre expresión”.  Según su punto de vista, operar google.kz únicamente desde servidores en Kazajistán haría que estuviesen “ayudando a crear un Internet fracturado”. Por este motivo, han decidido redirigir a los usuarios que visiten google.kz a la versión en kazajo de google.com, a pesar de que esto supondrá una reducción en la calidad de las búsquedas, que no estarán personalizadas para Kazajistán.

Por último, desde Google lanzan un dardo al Gobierno del país: “Las medidas que fuerzan a las compañías de Internet a elegir entre tomar acciones que dañan la web abierta o reducir la calidad de sus servicios dañan a los usuarios. Animamos a los gobiernos y a otras partes interesadas a trabajar juntos para preservar un Internet abierto que otorgue poderes a los usuarios locales, estimule la economía local y anime la innovación alrededor del mundo”.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.