Tecnología

Nokia trae el 4.5G PRO y el 4.9G como antesala del 5G

Escrito por Luis Valdemoro

Con la repercusión mediática puesta en el 5G, y cuando llegará, Nokia propone una evolución de nuestra red con el 4.5G Pro y el 4.9G como pasos intermedios.

La llegada del 5G es la gran apuesta de todas las operadoras, pero esta nueva generación de conectividad inalámbrica vendrá acompañada de grandes cambios en la concepción de la red que existe hoy en día.

Por este motivo Nokia nos presenta el 4.5G Pro, un paso intermedio al 5G que nos permitirá incrementar la velocidad máxima de descarga hasta 1 Gigabit por segundo, o lo que es lo mismo, 1000 Megabits por segundo, que es lo que se denomina LTE categoría 16, algo que de momento no está presente en ningún terminal de la actualidad, pero que llegarán el año que viene con el Snapdragon 830, y otros procesadores.

La red 4.5G Pro está basada en la solución de radio Airscale, propietaria de Nokia, que permite una mayor flexibilidad, necesaria para poder alcanzar la cifra del Gigabit de transferencia en bajada de datos.

Para conseguir esto se recurre a la red existente de datos licenciada, donde se encuentran las bandas que en estos momentos utilizamos para nuestra conexión 4G, pero adicionalmente se podrán utilizar también bandas no licenciadas, como son las de WiFi y Wimax, todo gracias a la tecnología LAA (License Asist Access).

Uno de los elementos más importantes para que la implantación del 4.5G Pro es la compatibilidad de su estructura con la futura red 5G, por lo que utilizando esta infraestructura, la adaptación al 5G sería mucho más económica, y permitirá una implementación progresiva de este tipo de redes en todo el territorio.

Nokia firma un contrato de 1.360 millones de euros con China Mobile

Se espera que para 2018 esta tecnología este completamente integrada en el día a día, mientras que el siguiente paso, el 4.9G, nos traerá un incremento destacable en velocidad y capacidad, junto a una gran reducción de latencia, uno de los pilares principales del 5G. De esta forma, pasaremos de los actuales latencias del 4G, situadas entre 40 y 100 milisegundos, a apenas 10 ms con el 4.9G, mientras que está previsto que el nuevo 5G posea unas latencias de 1-2 ms.

Quizás el horizonte del 2020 para conseguir la primera ciudad con 5G sea algo prematuro, pero lo que es seguro es que la tecnología para llegar a ello estará preparada para este objetivo.

Sobre el autor de este artículo

Luis Valdemoro

Ingeniero con tecnología en las venas. Crítico y perfeccionista hasta la médula, siempre buscando formas de mejorar un producto.