Tecnología

Nintendo se queda huérfana

Nintendo se queda huérfana
Escrito por Redacción TICbeat

Fallece Satoru Iwata, CEO de la compañía japonesa de videojuegos.

Demasiado pronto (55 años) se ha ido Satoru Iwata, el CEO de Nintendo. Un cáncer se ha llevado a este loco de los videojuegos, presidente de la compañía desde 2002, y poseedor del mérito de convertirse en la primera persona procedente “de fuera” de la familia fundadora, los Yamauchi, en presidir la firma.

Su biografía deja claro que parece que reunía los méritos para ello. Antes de formarse en ingeniería informática en 1978, cuando solo era un estudiante de instituto, Iwata ya había creado un videojuego de béisbol diseñado para funcionar… en una calculadora. A pesar de que no tenía gráficos, consiguió enganchar a unos cuantos de sus compañeros de clase. Él mismo se definió siempre como un desarrollador de videojuegos y jugador antes que cualquier otra cosa, tarea que nunca abandonó. “Sigo con la dieta del desarrollador: patatas fritas, pizza, bolas de arroz y trabajar toda la noche”, bromeaba entonces.

Iwata llegó a una Nintendo con los números algo resentidos que vio, sin embargo, cómo bajo su mandato llegaban lanzamientos como Brain Age y Wii, que lograron ampliar el espectro de la compañía, hasta ahora centrada en los locos de los videojuegos, a un público más familiar y variado.

Las claves de esta estrategia las planteó él mismo en una conferencia de desarrolladores en 2005, en la que se preguntó: “¿A quién dejamos atrás cuando seguimos invirtiendo tiempo y dinero en buscar a los mismos jugadores de siempre? ¿No será que estamos diseñando juegos para nosotros mismos? ¿Tenemos amigos y familiares a los que no les gustan los videojuegos? ¿Y por qué puede ser?”.

El viraje, sin embargo, no siempre funcionó, y las cuentas también le fallaron a Iwata, de quien se dijo que había dejado escapar el negocio móvil). Él respondió recortando su sueldo e instando a otros directivos de la compañía a que hicieran lo mismo. Ésa, además de otras cosas, contribuyó a aumentar el cariño que los seguidores y usuarios de la compañía sentían por él, reflejado en este día en las redes sociales, en las que lamentan su muerte. La bandera de Nintendo que luce la sede de la compañía en Kyoto ondea ahora a media asta.

Foto cc: Mark Rabo

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.