Tecnología

Los niños saben jugar con un smartphone pero no atarse los cordones

niños estudio tecnologiaUn estudio llevado a cabo entre más de 2.000 niños, de 2 a 5 años, procedentes de 10 países muestra que éstos tienen más conocimiento de la tecnología y el uso de Internet que de cosas como montar en bici, nadar o atarse los cordones. Un 19% de ellos puede utilizar una aplicación de smartphone, pero sólo un 9% se sabe atar los cordones.

El estudio ha sido realizado por la firma de seguridad AVG, en marcado en su ‘Digital Diaries’, una serie de investigaciones que tratan de determinar la relación de los más pequeños con la tecnología y cómo ésta va evolucionando en el tiempo.

Los datos que ofrece en esta ocasión concluyen que los niños están más preparados para usar la tecnología que para tareas tan básicas como atarse los cordones o actividades como nadar y montar en bici. El segmento de edad que se analiza va desde los 2 a los 5 años y el estudio se ha llevado a cabo preguntando a madres de 10 países (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, España, Japón, Australia y Nueva Zelanda).

Existen más niños que pueden interactuar con un juego de ordenador (un 58%) que los que saben montar en bicicleta. La diferencia con otra actividad que muchos aprenden de pequeños, como es la natación, es comparada con la capacidad para abrir un navegador. Un 25% pueden hacer esto último mientras que nadar lo saben hacer un 20%.

En lo que concierne a los smartphones, existe un porcentaje del 19% de niños, casi la quinta parte del total, que pueden utilizar una aplicación en un terminal de este tipo. La comparación viene aquí con una tarea cotidiana, como es atarse los cordones del calzado: sólo un 9% son capaces de hacerlo.

“La tecnología ha cambiado lo que significa educar a un niño hoy en día. Estos niños están creciendo en un entorno que sería irreconocible para sus padres”, apunta el CEO de AVG, J. R. Smith, quien también señala que “el smartphone y el ordenador están cada vez más sustituyendo a la televisión”.

Sin embargo, este uso de Internet y la tecnología se está dando de un modo bastante igualitario en cuanto a género, ya que en el estudio no se aprecian diferencias entre chicos y chicas a la hora de jugar con el ordenador o hacer llamadas telefónicas.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano