Tecnología

Ni siquiera Bill Gates utiliza este software de Microsoft

Nadie pone en duda que sea un genio, pero hasta él ha cometido errores alguna vez. Te contamos los pronósticos fallidos de Bill Gates
Escrito por Eduardo Álvarez

Bill Gates anuncia en una entrevista que actualmente utiliza un móvil Android, lo que deja tocado a Windows Phone, el sistema operativo móvil de Microsoft.

La estrategia a medio y largo plazo de Microsoft ha dado un giro de 180º. Hay varios proyectos que han sido abandonados a la vez que surgen otros nuevos. Uno de los que directamente han ido al cubo de la basura es Windows Phone, un sistema operativo que ya ni siquiera Bill Gates utiliza.

Así lo ha confesado el fundador de Microsoft en una entrevista, en la que ha dicho que actualmente utiliza un móvil Android cuyo nombre se desconoce. No es de extrañar, pues los problemas de WP en cuanto a software son bastante pronunciados a estas alturas, especialmente desde que la propia compañía anunció que no lo desarrollaría más. Esto ha reducido su cuota de mercado al 0,01%, lo que es lo mismo que nada.

No obstante, el terminal que utiliza Gates contiene ingentes cantidades de software de Microsoft. No es nada extraño, pues en Google Play se pueden descargar muchas de sus aplicaciones, como por ejemplo Microsoft Office u Outlook.

Microsoft se olvida del mercado móvil

La confesión llega en un buen momento, justo cuando hemos comenzado a saber qué pasó exactamente con la compra de Nokia por parte de Microsoft. Al parecer, ahora que la firma ha abandonado la idea de competir contra Android y los iPhone, se ha abierto la veda para desvelar lo que ocurre entre bambalinas.

Según Satya Nadella, actual CEO de Microsoft, la adquisición de Nokia se hizo con su voto en contra y por decisión de Steve Ballmer, cofundador junto con Bill Gates de la mayor empresa de informática del mundo. Salió mal, lo que confiere ahora más galones a Nadella para decidir qué ocurrirá en el futuro.

Satya Nadella quiere centrarse en los ordenadores

Si nos fijamos en las decisiones tomadas recientemente por el CEO a cargo, vemos que Microsoft se dirige hacia su público más fiel: estudiantes y gamers, un público joven. Por eso se anunciaron mejoras de rendimiento en videojuegos para Windows 10, mientras que por otra parte se satisface el deseo del segmento inferior del mercado con Windows 10 S.

En cuanto a la división de hardware, Microsoft ha pivotado desde los teléfonos móvil hacia un mercado mucho más propicio, el de ordenadores portátiles y 2 en 1 convertibles. Por eso han sacado al mercado este mismo año la Microsoft Surface Pro o el Surface Laptop, dos equipos de gama alta para plantarle cara a Apple en escritorio.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez