Tecnología

Ni huella dactilar ni iris, el futuro de la biometría está… más abajo

Escrito por Marcos Merino

Un portal de webcams porno opina que el pene “cuenta con muchos factores diferenciadores” y que normalmente sólo tienen acceso al mismo personas “de confianza”

Primero fue la tradicional contraseña alfanumérica; más tarde llegó el login de doble verificación para complementarla; y, por último, las tecnologías biométricas (ya fueran basadas en la huella dactilar, la voz o el iris). Ahora, el último grito en matería de contraseñas consiste en llevar un paso más allá la biometría y autenticarte en sitios web enseñando… el pene.

Sí, estimado lector, ha leído usted bien: alguien ha dedicado su tiempo a programar (y patentar) un algoritmo capaz de identificar penes y utilizarlos para iniciar sesión. El funcionamiento es bien sencillo: proporcionas al sitio en cuestión una foto de tu miembro como referencia a la hora de registrarte; posteriormente te tocará enseñarlo a través de la webcam cada vez que quieras identificarte. Se podría pensar que esta tecnología tiene más bien poco futuro, siendo un sistema de identificación al que no puede recurrir el 50% de la población y que, además, te obliga a descartar su uso en lugares públicos. Sin embargo, Dick-ometrics (así se denomina este sistema) ofrece justo lo que necesitan los usuarios de la plataforma que lo ha desarrollado: CamSoda, uno de los mayores portales de webcams porno del mundo.

Tiene sentido: el tipo de contenidos que ofrece CamSoda no acostumbran a ser consumidos en público y, por otra parte, tan sólo supone adelantar en el tiempo el inevitable paso de la exposición del ‘hardware’ del usuario. Darren Press, vicepresidente de CamSoda, aporta una explicación complementaria: “El pene cuenta con muchos factores diferenciadores, como el tamaño, el color o la protusión de la vena. Sin embargo, a diferencia de las huellas dactilares o los globos oculares, los penes no permanecen expuestos al público la mayor parte del tiempo, sino que presumiblemente [se enseñan sólo] a personas de confianza“. Eso sí, Press avisa de que los penes erectos ofrecen más “cualidades diferenciadoras para la verificación”, lo cual podría representar un problema logístico para algunos de sus usuarios.

Vía | Mashable

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.