La NASA construirá la primera base lunar con un robot gigante

nasa

Puede que la primera base lunar sea construida por un robot gigantesco de la NASA, parecido a un insecto, a partir de bloques sólidos impresos en 3D. El proyecto pretender sintetizar nanopartículas del polvo lunar para crear estructuras con forma de burbuja, donde los astronautas podrían vivir, hacer experimentos e incluso cultivar cosechas.

Hace dos meses, Wired informaba de que la ESA (Agencia Espacial Europea) estaba trabajando con la firma de arquitectos Foster+Partners sobre una propuesta de construir una base lunar imprimida en 3D. Desde Arstechnica, apuntan a las similitudes entre los dos proyectos como por ejemplo su localización cerca del mismo cráter en el polo sur o la utilización del polvo de la luna como principal material de construcción.

Sin embargo,el edificio de la ESA sería construido casi de la misma forma en la que construiríamos una casa impresa en 3D en nuestro planeta, mientras que este último proyecto usa la tecnología de la NASA con pretensiones más ambiciosas. La iniciativa se pondrá en marcha gracias a la colaboración entre los arquitectos espaciales Tomas Rousek, Katarina Eriksson y Ondrej Doule, y los científicos del JPL (Jet Propulsion Lab) de la NASA, llamado SinterHab.

El proceso de construcción se estima que sea barato, en cuanto a la energía y los materiales que se necesitan, y también rápido (unas dos semanas por módulo) gracias al gigante robot que emplean. Rousek, uno de los arquitectos del proyecto cuenta a Wired que “tendrá un ratio de coste muy bueno puesto no necesitan importar tantos materiales desde la Tierra”.

¿Cómo se construirá?

A través de unas microondas, se sintetizará el polvo de la luna calentándolo por debajo de su punto de ebullición (fácilmente entre 1.200ºC y 1.500ºC). Para hacer funcionar estas microondas se utilizarán unos paneles solares que estarán situados, como la propia base lunar, cerca del Crater Shackleton donde no les faltará los rayos solares.

Las finas nanopartículas de hierro resultantes de la sintetización se fusionarán en un bloque sólido parecido a una pieza de cerámica. A partir de estos bloques, se construirán las especie de ‘burbujas’ donde vivirán los astronautas. Todo este proceso, denominado ‘Sistema Sinterator‘, necesita la ayuda de Athlete, el robot de seis patas encargado de construirlas.

Athlete está controlado por humanos y sus seis brazos cumplen diferentes funciones dependiendo de las necesidades, llegando incluso a dividirse en dos robots más pequeños de tres patas cada uno, si fuera necesario. En el ‘Sistema Sinterator’, se planea montar una impresora 3D de microondas para construir la base lunar, sobre una de sus patas.

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top