Tecnología

Nanocables de plata permiten adherir a la piel un altavoz flexible

Escrito por Marcos Merino

Un equipo de investigadores surcoreanos desarrolla, usando nanomateriales, un material que permite fabricar micrófonos y altavoces flexibles que podrían llegar a ir pegados a la piel.

En los últimos años, se ha usado una amplia gama de nanomateriales en la fabricación de altavoces y micrófonos, desde los nanotubos de carbono a las partículas N, pasando por el versátil grafeno. Ahora, un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST) en Corea del Sur han presentado una nanomembrana de polímeros con una red de nanocables de plata en su interior, que permitirá crear altavoces y micrófonos flexibles… hasta el punto de poder pegarlos a la piel.

Los investigadores llegaron a realizar una demostración de dicha funcionalidad, aunque también anticiparon que podría no llegar a convertirse en uno de los usos de esta tecnología. ¿La razón? El rendimiento de este altavoz termoacústico es proporcional a su tamaño del y al cambio de temperatura que experimenta: Si estuviera directamente conectado a la piel, el nivel de potencia de entrada por unidad de área aumentaría demasiado como para poder generar un sonido lo bastante potente.

Cómo la nanotecnología va a cambiar el mundo

Los investigadores optaron por el uso de nanocables de plata porque otros materiales (como los citados nanotubos de carbono, o el grafeno) no son mecánicamente fuertes a escala nanométrica cuando se encuentran de manera independiente. Según Hyunhyub Ko , profesor asociado en el UNIST y coautor de la investigación, éste era el aspecto más crítico a la hora de elegir el material. “El mayor avance que aporta nuestra investigación es el desarrollo de nanomembranas híbridas ultradelgadas, transparentes y conductivas con un espesor a nanoescala, de menos de 100 nanómetros”, explica Ko.

“Estas excelentes propiedades ópticas, eléctricas y mecánicas de las nanomembranas nos permiten realizar esta demostración de funcionamiento de un altavoz y micrófono imperceptibles y conectables a la piel” pero, precisa, antes de darle un uso comercial, deberían mejorar “la durabilidad mecánica de las nanomembranas y el rendimiento del altavoz y del micrófono”.

Vía | IEEE Spectrum

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.