Tecnología

MWC 2018: el año en que la decadencia tecnológica se vio animada por la política

Declaración de la GSMA sobre el Mobile World Congress 2018

EL Mobile World Congress 2018 constata la falta de novedades y un vacío de estrategia, contenidos y sentido de la feria que antaño servía de escaparate mundial para las tecnologías más disruptivas.

Puede que un servidor peque de pesimista, o quizás es que la sucesión de acontecimientos haya propiciado el clima propicio para un diagnóstico propio de una unidad de enfermos críticos en el hospital más deprimente que podamos imaginarnos. Pero lo cierto es que el sabor de boca del Mobile World Congress 2018 dista mucho de la gloria de hace un lustro, e incluso empeora la imagen dada el pasado curso (cuando ya calificamos el ambiente de la cita como de “incertidumbre” y “vacío existencial”).

Si han seguido atentos la extensa cobertura que TICbeat ha realizado del evento -tanto in situ como desde la redacción en Madrid- habrán notado que existe una marcada ausencia de novedades, una imprecisión de calado en la aproximación al evento e, incluso podríamos aventurarnos, una falta completa de definición de lo qué es y lo qué se espera del MWC. Abandonada la era en la que los ‘gadgets’ de consumo -y para ser exactos, los smartphones- protagonizaban esta feria con sus lanzamientos estrella (la ‘commoditización’ no perdona a nadie ni a nada), ahora toca repensar cuál será la siguiente gran tendencia con la que el Mobile World Congress va a justificar su mera existencia.

Decimos repensar porque este debate ya se planteó tras la sosa edición de 2017, pero ni la organización ni los fabricantes tomaron medida alguna por llenar de contenido el MWC 2018. La simple propuesta de Fernando Alonso como principal ponente del evento es un gran reflejo de esta debacle anunciada: quizás sea uno de los mejores pilotos del mundo, pero desconocemos cuál es su conocimiento sobre centros de datos, redes 5G, inteligencia artificial o análisis de Big Data.

Mobile World Congress 2018: principales tendencias y citas TIC en Barcelona

Absurdo tras absurdo, mantenemos o acrecentamos la depresión latente que año tras año despierta en Barcelona al no ver llegar ninguna realidad innovadora de trascendencia. Si el año pasado fue el de la presentación del 5G en sociedad, este curso se suponía que debíamos constatar su latido. Nada más lejos de la realidad: un par de demos y, de nuevo, muchos adelantos de cara a 2019. Lo mismo sucedía en el caso del coche conectado y autónomo: pese a que el MWC 2018 estuviera plagado de fabricantes de motor, las realidades o bien ya habían sido presentadas (en eventos que están cobrando mayor protagonismo, como el CES de Las Vegas) o no son más que diseños preliminares y pruebas de concepto. Por no hablar de la inteligencia artificial, la gran estrella de 2017, y que este curso ha quedado relegada a un papel cuanto menos secundario.

Tan sólo la agitación política ha aportado algo de sal a un evento que, por lo demás, ha pasado completamente de perfil por la Capital Condal y por el mundo entero. La incertidumbre política protagonizó desde la primera jornada (con Ada Colau -alcaldesa de Barcelona- y Roger Torrent -presidente del Parlamento catalán- dando plantón en el tradicional ‘besamanos’ con el Rey). Ello provocó la reacción inmediata del Ejecutivo español, que alertó del riesgo de que estos comportamientos provocaran que la organización del MWC abandone Barcelona en futuras ediciones

Cómo afectaría una hipotética independencia de Cataluña al sector TIC

Por si fuera poco, no es una la Espada de Damocles que se cierne sobre la cabeza de Barcelona como capital mundial de la movilidad. En los últimos días, se han sucedido rumores sobre el interés de Dubai, París y Londres para acoger el evento en caso de que la inestabilidad política acabe por lastrar los esfuerzos por ser la capital móvil cada año. Pero, como han confirmado varias fuentes en el MWC 2018, parece que la continuidad en Barcelona está garantizada, al menos de momento, tal y como os narramos en este medio.

Un repaso rápido por el MWC 2018

Tras firmar un contrato con el Grupo POAS, Vodafone se ha propuesto implantar más de cien mil conexiones NB-IoT en España. El reducido consumo de energía junto al aumento de la capacidad del sistema y de la eficiencia de espectro del NB-IoT lo convierten en la conexión ideal para el Internet de las Cosas en todos los ámbitos. En el caso de Vodafone, implantarán la nueva conexión tanto en el sector de empresas, salud, transporte, medio ambiente, entre otros.

A su vez, Samsung dio a conocer los Galaxy S9 y S9+, dos nuevos y potentes busques insignia que introducen las cámaras de apertura variable, altavoces con sonido estéreo y características de realidad aumentada. Además, ambos modelos están dotados de la nueva aplicación SmartThings, que unifica los servicios IoT de la compañía.

También hemos conocido una alianza entre estas dos firmas para impulsar el hogar conectado. Será a través de la propuesta V-Home by Vodafone, el paraguas para el Internet de las Cosas del operador rojo, y las soluciones SmartThings de la firma coreana, que ahora se articularán como una “plataforma completa de servicios de smart home”.

Samsung Galaxy S9 y S9+: características, precio y fecha de lanzamiento

En la misma línea, Huawei ha presentado en el MWC 2018 el portátil Huawei MateBook X Pro y la tableta Huawei MediaPad M5, dos lanzamientos destinados a ofrecer a los usuarios la mejor experiencia de computación móvil en cualquier entorno. Por su parte, SONY ha renovado su línea ‘premium’ XZ con dos nuevos terminales, los XZ2 y el XZ2 Compact.

En el caso de Orange su principal novedad ha llegado de la mano de una promesa de futuro, de esas que inundan el evento de año en año en sus últimas ediciones. En el MWC 2018, el operador naranja ha anunciado los primeros despliegues de redes 5G dentro de España en 2019. Será en cuatro ciudades españolas, cuya elección ya está en proceso. La ‘telco’ aprovechará para ello los 40 MHz de espectro en la banda de 3,5 GHz que ya posee la firma, después de ganarla en la subasta pública realizada en mayo de 2016.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.