Social Media Tecnología

Muerte y redes sociales: así puedes cerrar el perfil de un amigo o familiar en su nombre

muerte-redes-sociales-como-cerrar-perfil-de-usuario-fallecido-en-su-nombre
Escrito por Lara Olmo

Hoy en día cuando un ser humano fallece deja atrás su presencia física pero también la digital. La primera termina inevitablemente pero la segunda puede seguir activa y convertir al sujeto en un zombi digital. Para evitarlo, las principales redes sociales ofrecen la posibilidad de desactivar los perfiles del fallecido en su nombre.

Según algunos cálculos, entorno al año 2130 habrá más usuarios de Facebook fallecidos (o zombis digitales) que vivos. Aunque ya existen herramientas para gestionar nuestras redes sociales cuando ya no estemos y algunos servicios de internet incluyen funcionalidades para cerrarlos definitivamente, aún hay quien nunca se ha plateado cómo gestionar su muerte digital.

Por eso es bastante habitual que muchos perfiles digitales continúen “activos” aunque sus propietarios ya no estén en este mundo.

Esto, además de resultar un poco siniestro, es una situación delicada en lo que respecta a protección de datos, porque estos quedan almacenados en los ficheros de las compañías tecnológicas y el sujeto fallecido deja de tener el derecho a que sus datos personales sean protegidos (según el Código Civil).

Sin embargo, para que la privacidad de estos usuarios no quede en el limbo, hay un supuesto excepcional para que los herederos del difunto u otras personas afines a él puedan solicitar la cancelación de los datos.

Tanto Facebook como Twitter y LinkedIn contemplan esta posibilidad, y ofrecen cuestionarios para que, si morimos, otros puedan cerrar definidamente nuestros perfiles en nuestro nombre. Veamos cómo hacerlo en cada caso:

Facebook

Facebook ofrece una “Solicitud especial para la cuenta de una persona fallecida”. Para cumplimentar el formulario hay que facilitar el nombre del solicitante, el del difunto y el correo electrónico que éste empleaba para entrar en su cuenta de Facebook, además de la dirección URL de su biografía/perfil.

Después hay que indicar la relación que teníamos con el usuario fallecido y qué se desea hacer con la cuenta (si cerrarla, convertirla en una cuenta conmemorativa o responder a un requerimiento especial no determinado).

Para finalizar Facebook solicita los certificados de defunción y de nacimiento del fallecido y “un comprobante de autoridad”.

Twitter

Twitter tiene una particularidad, y es que cuando detecta que una cuenta de usuario lleva inactiva durante 6 meses consecutivos, automáticamente la cierra.

Pero si un familiar o amigo ha fallecido y no queremos que transcurra ese tiempo, podemos seguir un procedimiento similar al que ofrece Facebook, solicitando que la desactive.

Para ello ofrece un formulario donde, además de datos obvios como el nombre de usuario del fallecido o su correo electrónico, hay que facilitar documentación que nos autorice a actuar en su nombre, como una copia de nuestro DNI y copias del certificado de defunción y nacimiento del difunto.

Es importante señalar que en ningún caso Twitter proporciona acceso a la cuenta que se desea desactivar a otra persona, independientemente de su relación con el fallecido.

LinkedIn

Dentro de la Ayuda de LinkedIn encontramos “Fallecimiento de un miembro de LinkedIn: Eliminación de su perfil”.  Desde ahí, como indica la red social profesional, puede cerrar y retirar el perfil de un usuario fallecido si otro lo solicita en su nombre.

Para ello LinkedIn solicita la siguiente información: el nombre del miembro fallecido, la URL a su perfil, nuestra relación con él, la dirección de correo electrónico del miembro, su fecha de fallecimiento, la última empresa donde trabajó y un enlace al obituario o esquela. Para proporcionar estos datos hay que cumplimentar un formulario (en inglés).

Vía | Confilegal

Recurso | Derecho de la Red

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.