Mozilla acusa a Microsoft de monopolio con Internet Explorer

firefox internet explorerLa Fundación Mozilla ha acusado a Microsoft de querer imponer su navegador en Windows RT, la versión de su nuevo sistema operativo para tabletas con procesadores ARM. Internet Explorer sería el único capaz de funcionar a pleno rendimiento en esta plataforma. Según la organización de software libre este movimiento “restringe el derecho a elegir del usuario, reduce la competencia y enfría la innovación.”

Las acusaciones de Mozilla se centran en la versión del nuevo sistema operativo de Microsoft que estará destinado a dispositivos con procesador ARM. Hoy en día éstos son tabletas y smartphones, aunque según recogen en el blog de la fundación estos chips serán relevantes también en el mercado de los ordenadores.

El problema está en que Windows RT tendrá dos entornos en los que el usuario puede operar. Uno de ellos, el que desarrollará un estilo Metro, está abierto para todos los navegadores (de hecho Firefox está ultimando su aplicación para este ámbito). En cambio, en el otro, el llamado ‘Windows Classic’, sólo podrá funcionar Internet Explorer.

Anteriormente Microsoft había mostrado su interés por que los desarrolladores se centraran exclusivamente en el entorno Metro, en Windows RT. Sin embargo, en el blog de Mozilla se expresa la siguiente opinión: “En la práctica, esto significa que sólo Internet Explorer será capaz de ejecutar muchas de las funciones informáticas avanzadas, vitales para los navegadores modernos en términos de velocidad, estabilidad y seguridad a las que los usuarios se han acostumbrado.”

El razonamiento de Mozilla continúa argumentando que si el resto de rivales de Internet Explorer no pueden desarrollar las capacidades necesarias para alcanzar el pleno rendimiento están claramente en desventaja frente al navegador de Microsoft. Las consecuencias de esto son una restricción del derecho a elegir del usuario, una reducción de la competencia y un enfriamiento de la innovación.

En el post del blog de Mozilla también inciden en lo que ha costado establecer el derecho de los usuarios a elegir navegador, aludiendo al monopolio que Microsoft ejerció, en los años 1990, en Windows con Internet Explorer, que finalmente llevaría al hundimiento de Netscape.

La fundación de software libre anima a Microsoft a no contradecir sus propios ‘Windows Principles, donde se recoge la capacidad de elección, y a no excluir de su sistema a terceros navegadores.

Contenidos Relacionados

Top