Tecnología

Motorola presenta nuevo Moto X, Moto G y su esperado smartwatch Moto 360

nuevoMotoG
Escrito por Elías Notario

Tras más de un año sin presentar novedades, hoy Motorola ha terminado con la sequía anunciando los nuevos teléfonos inteligentes Moto X y Moto G junto al Moto 360, su esperado reloj inteligente.

Hace ahora poco más de un año Motorola estrenó la gama de smartphones Moto, compuesta por el X y el G, dos terminales que volvieron a poner a la compañía en la primera línea del sector de la telefonía después de pasarlo realmente mal y terminar siendo comprados por Google. Tras eso, se anunció la venta de Motorola desde Google a Lenovo (aún en vías de aprobación), y no habían presentado nada nuevo, hasta hoy, día en el que al fin han anunciado oficialmente los rumoreados sucesores del Moto X y el Moto G junto al Moto 360, el smartwatch que la empresa enseñó tímidamente por primera vez en marzo.

Nuevo Moto X: más potencia, más personalización y mejores acabados

Por algún sitio hay que empezar, y lo vamos a hacer por el nuevo Moto X, el terminal “buque insignia” de la marca que al final no ha sido renombrado a Moto X+1 como se había rumoreado. Sin embargo, en lo que sí iba bastante bien encaminada la rumorología era en las especificaciones del aparato, ya que las que se filtraron son casi las mismas que las que finalmente lleva.

En concreto, en el nuevo Moto X la pantalla crece hasta las 5,2 pulgadas, con un panel que pasa a ser AMOLED protegido por Corning Gorilla Glass y tiene resolución FullHD; el procesador también mejora, ahora dispone de un Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,5GHz (el anterior era un Snapdragon S4 Pro de doble núcleo a 1,7 GHz), así como la GPU, que es una Adreno 330 a 578Mhz, y las cámaras, la trasera ahora de 13 megapíxeles y la delantera de 2 megapíxeles. Y hasta ahí los cambios importantes en hardware, quedando el resto de características técnicas más o menos igual que antes: memoria ram de 2GB, 16GB o 32GB de almacenamiento interno, conectividad LTE, Wi-Fi, Bluetooth y NFC, y batería de 2300mAh.

Pero no sólo de especificaciones técnicas viven los smartphones. El apartado de diseño también es fundamental, y aquí el nuevo Moto X lo clava. Y es que a pesar del aumento de características, han vuelto a lograr mantener unas medidas muy comedidas, 140,8 x 72,4 x 9,9 mm (9,9 mm de grosor en el centro, en los laterales es aún más fino), los bordes pasan a ser de metal, y son en sí una antena, y en la trasera los dos flash led los han incrustado a modo de anillo en torno a la cámara, no sólo por cuestión estética, ya que dice Motorola que difumina la luz para proporcionar una iluminación más uniforme en las fotos. Por otro lado, el renovado Moto X es más personalizable que la anterior generación, hasta 25 carcasas traseras diferentes lanzarán para él, de plástico y de otros materiales premium como el cuero o la madera, y las rejillas originales del auricular y el micro se pueden cambiar por otras de colores.

Por último, cerrando el círculo tenemos que el cacharro incorpora más y mejor software particular de Motorola que, sustentando en sensores varios, brinda experiencias no disponibles en otros Android. Por ejemplo, es posible configurar un mensaje concreto para activar Google Now, y se puede configurar para que silencie alarmas o llamadas con sólo pasar la mano por encima de la pantalla.

Llegados hasta aquí, sólo nos queda el tema del precio y la disponibilidad. A este particular, encontramos que el nuevo Moto X comenzará a comercializarse a partir de este mes, y que lo hará partiendo de los 499 euros.

Nuevo Moto G: crece en potencia y rapidez, pero no en precio

Despachado el nuevo Moto X, toca darle al nuevo Moto G, que sigue la misma filosofía con la que nació: ofrecer prestaciones muy decentes, embuchadas en un cuerpo bien diseñado, pero sin que el precio se desmadre.

Eso sí, aquí no hay tantos cambios como en el Moto X. Lo más gordos los encontramos en la pantalla y en los altavoces, montando ahora una pantalla AMOLED de 5 pulgadas con resolución 720, y pasando los altavoces al frontal. También le han metido ranura para tarjetas microSD, y tiene dos para SIMs. El resto de especificaciones técnicas mejoran en mayor o menor medida, y quedan tal que así: Procesador Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1,2GHz, GPU Adreno 305 a 405MHz, 1GB de RAM, 8GB o 16GB de memoria interna, cámara trasera de 8 megapíxeles y frontal de 2 megapíxeles, sensores y conectividad habituales (menos LTE) y batería de 2070mAh.

¿Virguerías de software alimentadas por sensores extra hay? No, entre otras razones porque con eso el precio sería bastante más alto. Vamos, que en resumen han optado por mejorar significativamente las especificaciones técnicas, pero no tanto como para verse obligados a subir el precio, que queda igual: 179 euros la versión de 8GB y 199 euros la de 16GB. Ambas empiezan a venderse hoy mismo.

Moto 360, diseño al poder

Y llegamos al Moto 360, el muy esperado y comentado reloj inteligente de la compañía que se ha hecho de rogar más de lo deseable y el cual fue el primero por apostar por un diseño circular en vez de cuadrado/rectangular como venían haciendo todos los fabricantes (venían, porque con el paso de los meses otros se han sumado a la misma tendencia).

Entrando en detalles, el Moto 360 corre Android Wear, el sistema operativo de Google ideado específicamente para este tipo de aparato, y cuenta con una pantalla de 1,5 pulgadas protegida por Gorilla Glass 3 con resolución 320×290 píxeles, procesador TI OMAP 3, RAM de 512 MB, 4GB de memoria interna, conectividad bluetooth 4.0 y batería de 320mAh que le da aproximadamente un día de autonomía, certificación IP67 (protección contra agua y polvo), podómetro y sensor de ritmo cardíaco con sistema óptico.

O sea, más o menos las mismas que el resto de opciones disponibles en el mercado. ¿Cuál es su fuerte entonces? Pues el diseño, que lo han cuidado al milímetro. Concretamente, la esfera del reloj es de acero pulido (hay una terminada en negro y otra en color plata), dispone de botón físico lateral a través del que se controlan determinados parámetros, se le puede poner cualquier correo de 22 milímetros, y la mayoría de los que lo han probado reportan lo mismo, que no se siente incómodo en la muñeca y transmite la sensación de ser un reloj relativamente normal con muy buena factura (aunque hay que dejar claro que pequeño, lo que se dice pequeño, no es).

En resumen, parece que sí han hecho un buen trabajo, lo que no quita para que siga arrastrando los mismos dos problemas que el resto de smartwatches: poca autonomía y funcionalidad regulera (esto depende de Android Wear, plataforma que va por buena senda pero a la que aún le falta mucho camino por recorrer). Si aún así te interesa, saldrá a la venta a finales de este otoño a un precio de 249 euros.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com

  • disqus_yFuyXpLraW

    Cual consideráis mejor teléfono, el nuevo Moto G o el Bq Aquaris E5 HD?