Motor

Volkswagen producirá 10 millones de coches eléctricos basados en su novedoso kit modular

El MEB, un kit de electrificación modular, es la plataforma base de los vehículos eléctricos que Volskwagen va a ir desarrollando y que, por lo pronto, irá incorporado en 10 millones de vehículos eléctricos de la casa, distribuidos en 27 modelos para cuatro de las marcas del grupo.

Después del ‘diéselgate’, Volkswagen se ha visto obligada a limpiar su imagen y mostrarse realmente comprometida con el medio ambiente. Y si en ese cambio de timón, la compañía germana puede aprovechar la tracción de un mercado en pleno auge, como es el de los coches eléctricos, mejor que mejor. Por ello, la multinacional alemana anunció ya en 2016 el lanzamiento de 30 modelos de vehículos eléctricos al mercado a lo largo de la próxima década (con el objetivo de que para el año 2025 dichos modelos representen entre el 20 y el 25% del volumen de ventas del fabricante).

En ese ambicioso camino, Volkswagen busca romper la baraja con su MEB, un kit de electrificación modular que busca ser la plataforma base (algo así como la columna vertebral) de todos sus vehículos eléctricos a futuro. Y, por lo pronto, este sistema irá incorporado en 10 millones de vehículos eléctricos de la casa, distribuidos en 27 modelos para cuatro de las marcas del grupo.

Así lo ha confirmado la propia compañía en un comunicado oficial, en el que también pone plazos a este desarrollo: las primeras líneas de producción empezarán a funcionar a finales del próximo año (en su planta de Zwickau, Alemania) y estarán en modo de ‘fabricación en masa’ a finales de 2022.

El futuro del coche y la movilidad, visto por los máximos líderes de Volkswagen y Mercedes

Todo ello con el telón de fondo de la estrategia de Volkswagen de olvidar el diésel y centrarse en las energías limpias. Un plan que se mantiene en esos objetivos de vender al menos tres millones de unidades de coches eléctricos para 2025, contando con 50 modelos distintos de todas sus marcas (incluyendo Skoda, Seat, Audi o Porsche). Esta cifra coincide con los pronósticos hechos en 2016, si tenemos en cuenta que el grupo comercializó el pasado año unos 10,7 millones de automóviles en todo el mundo.

Un cambio que no está exento de una importante inversión por parte de la casa germana. Nada menos que 6.000 millones de euros es la cifra que maneja la multinacional para comenzar con la producción de sus coches eléctricos, de los que 1.300 millones se invertirán inicialmente en las plantas alemanas de Braunschweig, Salzgitter y Kassel.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.