Motor

Uno de cada cuatro urbanitas españoles usa su coche a diario: así es el reto de la movilidad

Quedar con amigos después del trabajo es fundamental para no estresarse

Más de la mitad de los conductores (el 70%) admite que utilizarían menos el coche si mejorara el servicio de transporte público de su ciudad. Pese a ello, el 25% de ellos lo utiliza casi a diario y más de la mitad de los encuestados realiza trayectos de más de 500 metros al menos cinco días a la semana.

Los españoles perdemos en torno a 18 horas anuales en atascos en las carreteras. O lo que es lo mismo, 72 días a lo largo de nuestra vida. Y la culpa de ello no solo la tienen las malas infraestructuras urbanas, sino también nosotros mismos y la nefasta calidad del transporte público.

Así lo corrobora un nuevo estudio de la OCU, según el cual el vehículo privado sigue siendo para la mayoría de los habitantes de la gran ciudad el medio de transporte más rápido y más confortable. De hecho, el 25% de ellos lo utiliza casi a diario y más de la mitad de los encuestados realiza trayectos de más de 500 metros al menos cinco días a la semana.

Lo que es más importante: más de la mitad de los conductores (el 70%) admite que utilizarían menos el coche si mejorara el servicio de transporte público de su ciudad. Asimismo, el 96% de los encuestados cree que el transporte público debería reforzarse en los días de alta contaminación y el 92% cree que las autoridades deberían promover mediante incentivos fiscales la compra de vehículos poco contaminantes (híbridos, eléctricos, etc.).

Poe otro lado, y siempre según la encuesta, el 81% opina que las autoridades tendrían que prohibir o, al menos, limitar el uso de vehículos muy contaminantes, mientras que el 77% considera que en los días de alta contaminación debería restringirse el uso del coche y otro 60% cree que los conductores de coches altamente contaminantes deberían pagar más impuestos y tasas de aparcamiento.

Este algoritmo matemático acabará con los atascos de tráfico para siempre

Los viandantes se quejan del escaso mantenimiento de las aceras y de los pasos de peatones, especialmente en Sevilla, así como de la sensación de inseguridad en lo relativo a la criminalidad, sobre todo en Madrid y Sevilla. Además, el 61% de los encuestados pide más áreas peatonales o cerradas al tráfico motorizado. 

En cuanto a los ciclistas, su presencia sigue siendo minoritaria en los trayectos habituales, sobre todo en Madrid. En ese caso, las principales críticas se refieren a la escasa protección frente al tráfico rodado y la posibilidad de sufrir algún tipo de accidente, especialmente en Madrid y Barcelona, así como al grado de contaminación que se respira en las calles. A pesar de esto, dos de cada tres encuestados creen que debería de promocionarse más el uso de la bicicleta en la ciudad.

Si nos atenemos al feedback por ciudades españolas, el estudio de la OCU indica lo siguiente:

  • Madrid: Los madrileños son los más satisfechos con su red de transporte. El tren de cercanías y el metro son sus preferidos. Este último lo usa un 27% casi a diario, aunque apuntan problemas de comodidad y con la frecuencia de paso. El coche está igualmente muy presente, a pesar de los atascos (el 57% sufre alguno al menos una vez por semana), las dificultades para aparcar y el escaso mantenimiento de las vías. El uso de la bicicleta es muy residual. Las condiciones para usarla son malas y hay poca satisfacción con el servicio público de alquiler.
  • Barcelona: Destaca la alta proporción de motoristas frente a automovilistas, en parte debido a la frecuencia de los atascos y las dificultades para aparcar el coche en la ciudad. Barcelona destaca por su buena red de transporte público, aunque los usuarios lo consideran un servicio caro. El metro es el mejor valorado, mientras que el autobús obtiene los mejores resultados entre las cinco capitales donde se realizó la encuesta. El tren de cercanías, sin embargo, ofrece los peores resultados. El uso de la bici es limitado en la Ciudad Condal, y cuenta en su contra con el tráfico, la inseguridad y la polución.

  • Valencia: En Valencia se utiliza poco el metro y el tranvía, siendo la segunda ciudad por kilómetros de vía. La falta de frecuencia y la impuntualidad son sus principales lastres. El autobús, por su parte, tampoco se utiliza demasiado. El coche es muy popular, aunque existen muchos problemas para encontrar apartamento gratuito: el 62% tarda más de 15 minutos al menos una vez por semana. Incluso pagando es difícil hallarlo. La bicicleta sí se usa bastante. Los valencianos valoran bien la red de carriles bici, así como la sensación de seguridad y el servicio de alquiler.
  • Sevilla: La ciudad con más y mejores kilómetros de carril bici por habitante de todas las analizadas, es también la que soporta un mayor porcentaje de automovilistas. Incluso a pesar de los atascos (el 53% lo sufre al menos una vez por semana) y las dificultades para aparcar (el 63% tarda más de 15 minutos en encontrar una plaza gratuita). El escaso uso del transporte público en Sevilla está unido a que este cuenta con la peor valoración en extensión y conexión de la red.
  • Zaragoza: Los zaragozanos están entre los más satisfechos con las diferentes formas de movilidad que ofrece la ciudad. Hay pocos atascos, es fácil aparcar, existen buenas condiciones para circular en bici y una relativamente buena red de transporte público, aunque no lo utilizan más que en otras ciudades. Además, los usuarios perciben una sensación general de seguridad. Por contra, los encuestados apuntan varios servicios mejorables, como la incomodidad del autobús urbano o la dificultad para llevar bici en el transporte público.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.