Motor

Uber vuelve a la carga con sus coches autónomos, pero se despide de los camiones

uber5-tarifa-cinco-euros-madrid

Uber ha anunciado que abandona su programa de camiones autónomos, un proyecto que desde el principio le ha dado problemas a la compañía. Ahora pondrán el foco en tecnología autónoma de los coches, pero no abandonan el mercado de camiones por completo.

Uber ha puesto el freno a su programa de camiones autónomos: la compañía anunció que pondrá fin al proyecto para centrarse únicamente en los coches autónomos, que ya vuelven a circular por las carreteras de Pittsburgh.

No ha sido un adiós por parte de Uber, sino más bien un hasta luego. Desde la compañía explicaron que querían que los dos equipos aunaran sus esfuerzos para poder transportar a pasajeros en coches autónomos pronto, pero no descartan usar la tecnología que desarrollen para transportar mercancía en un futuro.

Así, planean mantener la relación con los fabricantes de camiones, ya que no cierran puertas a retomarlo en un futuro cuando tengan una tecnología autónoma más consolidada.  “Por ahora necesitamos el enfoque de un equipo, con un objetivo claro“, explicó Eric Mehofer, director de Uber Advanced Technologies Group, explicó Techcrunch.

La compañía no ha revelado a cuántos trabajadores afectará la decisión, pero si han explicado que esperan reubicarlos a otros equipos o departamentos.

Tampoco saldrán del sector de camiones por completo. Uber Freight, un servicio para conectar a camioneros con empresas que necesiten transportar mercancía, seguirá vigente.

Un proyecto problemático desde sus comienzos

Uber se lanzó al mercado de camiones autónomos en 2016 cuando compró la startup Otto, fundada por un exingeniero de Google, Anthony Levandowski, junto a otros tres.

Todo parecía ir sobre ruedas – y nunca mejor dicho – cuando un camión autónomo recorrió las autopistas de Colorado transportando un trailer lleno de Budweiser a alrededor de 194 km por hora. Pero las alegrías duraron más bien poco.

Tan solo 9 meses después de la adquisición: Levandowski fue acusado por Google de robar secretos sobre su proyecto de coches autónomos, Waymo. El juicio giraba en torno a la tecnología LiDAR, que permite medir las distancias usando luz laser para crear mapas 3D.  A día de hoy Uber sigue usando esta tecnología.

39 cosas que no sabías sobre Uber, la startup más valorada y polémica del mundo

El resultado fue devastador para Uber, que tuvo que pagarle a Waymo cerca de 245 millones de dólares. Despidieron a Levandowski y los otros 3 fundadores de Otto dejaron la compañía poco después.

Un mes más tarde se paralizarían todos los proyectos de conducción de Uber cuando uno de sus vehículos atropelló y acabó con la vida de una persona.

La compañía ha anunciado que dejará de lado su programa de camiones una semana después de volver a poner coches autónomos en la carretera. Eso sí, ahora circulan con supervisión humana y con nuevas medidas de seguridad.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.