Motor

Tesla y sus problemas de liquidez: pide a sus propios proveedores que le den dinero

Elon Musk

Tesla ha enviado una misiva a algunos de sus principales proveedores para que le reembolsen una parte del dinero que les ha ido pagando estos años en concepto de materiales, dispositivos o tecnología. ¿La razón? Que la ayuden “a ser rentable”.

Los problemas en Tesla suman y siguen. Después de la crisis mediática de la pasada semana –en la que el fundador y CEO, Elon Musk, llamó “pedófilo” a uno de los rescatistas de Tailandia– y tras el escándalo de las condiciones infrahumanas en sus fábricas (solventadas por Musk con un “pues yo duermo en el suelo para ser igual que ellos”), ahora son los aprietos económicos de una empresa que no ha dado un solo euro de beneficios en 15 años los que vuelven a hacer su aparición en escena.

Hace poco, Tesla ya confirmó el despido del 9% de su plantilla ante la imposibilidad de seguir haciendo frente al pago de sus nóminas y cumplir con los objetivos prometidos a los accionistas al mismo tiempo. El año pasado, la misma compañía ya tuvo que recurrir a 1.500 millones de dólares de “deuda basura” para poder seguir alimentando su máquina de gastar dinero.  Y la última es la mejor: Tesla está pidiendo a sus propios proveedores que le den dinero para “ayudarle a ser rentable”.

Noruega quiere echar a Elon Musk de la presidencia de Tesla

Como si el cliente le pidiera dinero al fontanero que le viene a arreglar la tubería, Elon Musk ha enviado una misiva a algunos de sus principales proveedores para que le reembolsen una parte del dinero que les ha ido pagando estos años en concepto de materiales, dispositivos o tecnología. Se trataría de peticiones de dinero de cantidades sustanciales, que en muchos casos se remontan a 2016, y tendrían como razón de ser “un descuento retroactivo en los gastos contratados”.

Así lo asegura el Wall Street Journal, en base a una de esas misivas, enviada por uno de los directores de suministro global de Tesla. Obviamente, no existe ninguna razón legal para dar dinero por la cara o descuentos retroactivos a un cliente… salvo que en la misma carta se insinúe que, de no hacerlo, tu rol como proveedor de Tesla podría llegar a su fin. “Inversión en la compañía para continuar el crecimiento a largo plazo entre ambos jugadores”, dirían algunas de estas cartas según recogen otros medios norteamericanos.

Por el momento, Tesla no ha confirmado ni desmentido esta serie de peticiones, aunque en el pasado ya ha confirmado que está buscando reducciones en los precios de sus proveedores para algunos proyectos. Según la empresa, se trataría de una práctica estándar en las negociaciones de adquisición para mejorar su ventaja competitiva.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.