Motor

Tesla llama a talleres a 123.000 de sus deportivos de lujo por un error de fabricación

Tesla revisará más de 123.000 vehículos por un problema grave relacionado con la dirección asistida, que dificulta la circulación a bajas velocidades y el estacionamiento. Es la tercera gran revisión masiva de coches de Tesla en apenas tres años.

Siguen las malas noticias para Elon Musk y su deficitaria compañía de automoción, Tesla. Lo último en su ‘mes fatídico’ ha sido el llamamiento a revisión de más de 123.000 vehículos por un problema grave relacionado con la dirección asistida. Un fallo mayúsculo que no es el primero que afecta a estos coches deportivos de lujo.

Recordemos que Tesla ya llamó a revisión más de 90.000 Model S en 2015 por una incidencia con unos cinturones de seguridad defectuosos. El año pasado, la misma compañía pidió retirar de circulación 53.000 automóviles de Model S y Model X por un error con los frenos de estacionamiento. Por suerte, ninguno de estos fallos ha supuesto daños personales o materiales a reseñar.

Según el comunicado oficial,  Tesla ha “observado una corrosión excesiva en los pernos de la dirección asistida”, un probable que es más relevante en los climas más fríos donde se usa la sal para evitar la nieve y el hielo en la calzada. “Si los pernos fallan, el conductor todavía puede conducir el automóvil, pero se requiere una mayor fuerza debido a la pérdida o reducción de la asistencia eléctrica. Esto hace que el automóvil sea más difícil de conducir a bajas velocidades y dificulta el estacionamiento, pero no afecta materialmente el control a alta velocidad, donde solo se necesita una pequeña fuerza en el volante”.

¿Podrían llegar a fusionarse Tesla y SpaceX para superar sus problemas financieros?

En un mensaje tranquilizador, Tesla ha informado a los propietarios de sus vehículos que no necesitan dejar de conducir sus coches si no han tenido ningún problema hasta el momento. La reparación prevista durará apenas una hora y será gratuita para los clientes de este fabricante.

Es el último capítulo en la novela gris de Tesla, compañía que está sufriendo en Bolsa por sus malos resultados financieros y los sucesivos problemas de sus vehículos eléctricos. El pasado octubre, un incendio de un Model S en Austria requirió de la participación de 35 bomberos para extinguirlo. Más recientemente, un Model X se ha visto involucrado en un accidente, colisionando contra una mediana en Mountain View (California), que acabó incendiándose y en el que murió su conductor.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016 y 2017.