Motor

¿Son irreales las promesas de Tesla sobre el Semi y el Roadster?

Las promesas de Tesla sobre la batería de sus próximos vehículos, el Semi y el Roadster, actualmente rozan lo utópico. ¿Realmente son capaces de cumplirlos?

¿Un camión que transporte hasta 36287 kg durante 804 km con una sola carga? ¿Capaz de recorrer 643 km con una carga de 30 minutos? Algo no encaja. Para que esto fuera posible sería necesario tener un sistema de carga 10 veces más poderoso que el Supercharger de Tesla – actualmente el más rápido del mundo.

Los expertos han puesto en duda algunas de las promesas de Elon Musk sobre sus próximos revolucionarios vehículos: el Tesla Semi y el Tesla Roadster. Su escepticismo no es sorprendente, las características de ambos vehículos son inimaginables con las baterías que existen actualmente. Para cumplir con su palabra Tesla tendría que hacer grandes avances tecnológicos o encontrar una nueva y revolucionaria manera de usar las baterías.

Eso si, los analistas no tachan a Musk de ser un mentiroso, simplemente buscan averiguar cómo podrían ser factibles sus promesas. Aquí están algunas de las hipótesis que han planteado hasta ahora recopilados y revelados por Bloomberg:

  • 804 km de autonomía del Tesla Semi con una sola carga: Actualmente el camión eléctrico más potente del mercado puede recorrer 354 km con una carga. Esto no es ni la mitad de los 804 km que prometen alcanzar con el Tesla Semi.  Musk asegura que su camión eléctrico será extremadamente eficiente frente al viento – tanto como un deportivo – pero esto no sería suficiente. Haría falta una batería con una capacidad de alrededor de 800 vatios. Esto implicaría que pesaría 4535 kg con un coste de unos 100.000 dólares. El Tesla Semi tiene un precio de 180.000 dólares – ¿como puede ser esto rentable? Analistas suponen que Musk confía en que los precios de las baterías caigan en picado a medida que la producción aumente, y que para 2020 ya hayan hecho importantes avances.
  • 643 km con 30 minutos de carga: Como hemos dicho antes, esto implicaría fabricar un sistema de carga de 1200 vatios, 10 veces más potente que el más rápido actualmente de 120 vatios. Esta probablemente sea la promesa que más desconcierta a los expertos, que simplemente no pueden llegar a entenderlo. Uno de sus mayores accionistas, Joe Fath, confía en que el Tesla podrá competir con casi dos tercios del del mercado del Clase 8, una oportunidad enorme.

Tesla gasta alrededor de medio millón de dólares…¡cada hora!

  • 7 céntimos por kWh: La estrategia de Tesla para comerse el mercado de los camiones de diesel con su camión eléctrico es bajar notablemente el coste del consumo. Pagarán más por el vehículo en si, pero supondrá un ahorro a la larga ya que prometen ofrecer una tarifa de 7 céntimos el kilovatio por hora. No obstante, actualmente rebajar el precio para el consumidor a 7 céntimos implicaría que Tesla pagaría de media 40 céntimos por kWh. Sin embargo, la empresa ya sigue esta estrategia con sus coches eléctricos; ofrece carga gratis y les cuesta alrededor de 1 dólar el kWh – alrededor un gasto de 1.000 dólares por coche en 2017.  Otra opción sería instalar los Megachargers de Tesla en estaciones de camiones que ya gasten mucha electricidad.
  • El Tesla Roadster con una autonomía de casi 1.000 km: Esta autonomía casi duplica la del Model S y Model X, y además estamos hablando de un coche mucho más pequeño. Requerirá una batería de 200 kWh, que doblaría el tamaño de las baterías actuales, ¿cómo van a encajarlo en el Roadster? Los analistas creen que actualmente es imposible, y que el vehículo que Musk presentó aún no incorpora esta batería. Podría colocar dos baterías una sobre la otra en la base del coche, pero aún así las dimensiones no encajan. De nuevo, es probable que Musk confíe en los futuros avances; la densidad de las baterías baja un 7,5% cada año, y con 50.000 dólares para reservar cada Roadster pueden hacer grandes cosas.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!