Motor

Semana Santa 2018: 10 puntos del coche que debes revisar

Escrito por Redacción TICbeat

Llega la Semana Santa 2018 y son muchos los que se irán de viaje en coche. Por esa razón, hoy hemos recopilado los 10 puntos del coche que debes revisar. ¿Quieres saber cuáles son? Atento a nuestra lista.

Atascos, procesiones y, lo mejor de todo, ¡torrijas! Pero lo más importante: estas son las primeras vacaciones-vacaciones del año. Por eso, una y otra vez los españoles metemos a la familia, el perro, el equipaje… y tiramos millas… hasta que llegamos al atasco de turno (este golpe de realidad no es nada comparado con la misma retención de la vuelta).

Pero lo peor son las averías, que sí que te suelen amargar la existencia. ¿Estás preparado para la Semana Santa 2018? ¿Has revisado estos puntos de tu coche antes de viajar?

Los 15 coches con menos averías del mundo

Según como te lo tomes, puede ser hasta entretenido. Aunque esta vez aquí no te vayamos a hablar de siniestralidad ni nada relacionado (bueno sí, una sola vez: ¡CONDUCE CON PRECAUCIÓN!), invierte un rato en un chequeo fácil para que vayas prevenido.

Como verás, no se trata de aburrir a las ovejas con datos supertécnicos, sino comprobar niveles, verificar el estado de neumáticos… Por supuesto, damos por hecho que tu coche está en estado de uso: ni es un coche flamante (si es así, ¡enhorabuena!), ni un modelo que lleva parado 12 meses sin un solo mantenimiento que llevarse a la boca…

Revisión de niveles

Haz un repaso visual a los cinco líquidos más importantes del coche. Si están bajos, rellena o cámbialos.

1. Aceite lubricante

aceite lubricante

El aceite es el mejor amigo de tu motor y se encarga de que las piezas que generan fricción no se fundan. Verifica que esté en su nivel óptimo: tan malo es ir ‘seco’ que con un exceso de lubricante. Debes mantener el nivel entre el máximo (y más cerca de éste) y el mínimo. Si debes rellenar, usa un lubricante del mismo tipo; si este fluido tiene más de dos o tres años, convendrá que lo sustituyas entero. Recuerda que el nivel se mide en la varilla, pero se rellena por el tapón específico.

2. Dirección asistida

direccion asistida

El líquido de la dirección asistida tampoco es que vaya a inutilizar tu coche de por vida, pero puede ser peligroso si está en mal estado o pierdes todo: te puede dejar vendido en plena curva… Si tienes que rellenarlo, conviene que consultes al taller.

3. Líquido de frenos

liquido frenos

El líquido de frenos entra en ebullición a 200 grados si está en buen estado, pero si le entra humedad o está en malas condiciones, lo hace antes: es muy peligroso, así que conviene revisarlo. Si vas a tocar el circuito, es preferible que se ocupe de ello un profesional, para asegurar que el purgado posterior es correcto. Si la estanqueidad no es buena o quedan burbujas, la frenada podría anularse.

4. Refrigerante

refrigerante

Antes de un viaje, asegúrate de que está en la raya del ‘máx’, sin sobrepasarlo. Si pasados los kilómetros, el líquido con la que se refrigera el coche entrara en ebullición, para el motor y déjalo descansar.

No abras el depósito hasta que se enfríe del todo o el géiser que provocarás te podría abrasar la piel. El anticongelante también caduca: a los dos o tres años deberías sustituirlo.

5. Limpiaparabrisas

limpiaparabrisas

También es importante el líquido del ‘limpia’. Es básico que te acuerdes de rellenarlo por el bien de la visibilidad, sobre todo si atraviesas nubes de mosquitos… Es mejor que sea un producto específico para no dañar el circuito ni las gomas con el paso del tiempo. Si tienes que usar agua, añade unas gotas de jabón y un chorrito de anticongelante.

6. Batería

testigo bateria

Si ves que sale líquido de la batería, debes cambiarla y revisar el alternador. Además, tienes que procurar mantener limpios los bornes y desechar la batería si alguno presenta un aspecto extraño (oxidado, rugoso…). Con un voltímetro puedes comprobar su carga antes de salir. Lleva también unos cables entre el equipaje, por si las ‘moscas’.

Visibilidad

También es algo vital para la seguridad y el confort, así que este apartado no lo podemos dejar fuera de la Semana Santa 2018… ni de los puntos que tienes que revisar de tu coche antes de viajar. Y sí, lo sabemos: dar un repaso a tu vehículo aunque sea una de las cosas que dan más pereza en este mundo y sepas que, sí o sí, el coche volverá a ensuciarse y mucho durante el viaje.

 7. Luna delantera

luna delantera

Un parabrisas sucio puede suponer quedarte sin visibilidad, sobre todo si viajas a primera hora del día o a última de la tarde. Hay estaciones de servicio con ‘artefactos’ como este. Son ideales para eliminar la suciedad del viaje.

8. Retrovisores

retrovisores

Para tenerlo bien regulado, mueve el espejo hasta justo dejar de ver la chapa del coche o dejar sólo lo mínimo para maniobrar y saber dónde están los límites. ¡Verás qué cambio!

Tampoco te olvides del espejo interior. Sirve tanto para controla la circulación de los coches que te preceden como para mantener a raya a los niños en las plazas traseras.

Luces

El artículo 107 del Reglamento General de Circulación dice que si tienes que circular con alumbrado de intensidad inferior, deberás ir a una velocidad que te permita detenerte dentro de la zona iluminada. Por lo general, se aplica el sentido común si se te funde la luz de cruce, pero si llevas un faro completamente apagado y representas un peligro claro, te pueden sancionar con 200 euros y hasta la inmovilización.

9. Faros y pilotos

faros pilotos

Como dicen en la autoescuela, los faros (y pilotos) sirven para ver y ser vistos. Vigila que funcionen, estén limpios y bien regulados para no dejar ciegos al resto.

Ruedas

10. Estado de los neumáticos

El estado de las ‘gomas’ es vital. Llevarlas gastadas es sancionable con 200 euros por neumático. El límite legal del dibujo es de 1,6 mm de profundidad, pero no apures tanto porque pierde mucha efectividad y piensa en sustituirlos cuando su grosos ya sólo sea de 2 mm.

nueva-itv-neumaticos

Las presiones también deben ser las recomendadas por el fabricante en cada eje. No te olvides de verificarlas justo antes de salir y en frío (ojo con los manómetros de algunas gasolineras, que no siempre están en buen estado). Si dispones de rueda de repuesto, testa también su estado general y su presión… o si tienes un pinchazo, no te valdrá de mucho.

Otros elementos obligatorios: chalecos y triángulos

chalecos

No olvides un chaleco reflectante, una rueda de repuesto o un sistema alternativo como un kit de reparación de pinchazos, además de dos triángulos de señalización de averías o emergencias. Es muy recomendable un recambio de luces.

triangulo

Tienes que llevar dos triángulos para que los demás conductores adviertan tu presencia. Debes situarlos: uno detrás del coche (si la vía es de sentido único) o dos, delante y detrás del vehículo inmovilizado (si la vía es de doble sentido). Recuerda que fuera de poblado han de estar situados a 50 m y deben ser visibles a 100 m.

Documentación: la tuya y la del coche

como-saber-cuantos-puntos-tengo-carnet-conducir

Para que disfrutes de principio a fin las vacaciones de Semana Santa 2018, al ver los puntos de tu coche que debes revisar, recuerda llevar tanto tu documentación como la del vehículo. Esto es: carné de conducir, DNI, tarjeta de inspección técnica en vigor, pegatina de la ITV puesta en el lado superior izquierdo de la luna delantera (si tu coche ya la ha tenido que pasar) y la L (si eres conductor novel, en la zona superior izquierda de la luna trasera).

Carga

carga

Debe ir conforme a la legalidad, bien asegurada y bien repartida, tanto fuera como dentro del habitáculo.

Todo el equipaje qeue vaya en el habitáculo debe guardarse en los lugares habilitados para ello, con una conveniente separación físíca respecto a los viajeros. La ley no siempre es muy explícita en estos casos, pero recuerda que un boli, un portátil o un libro se pueden convertir en objetos mortales si salen proyectados después de un choque.

Gasolina

Gasolina y diésel

No apures el depósito: planifica tu ruta en base a las veces que tengas que repostar y a los lugares en los que deberás detenerte para ello. Cada dos o tres horas conviene tomarse un descanso al volante, así que una estación de servicio puede ser un lugar idóneo para hacer un parón y llenar el tanque. Otro truco: si mantienes el nivel de combustible por encima de un cuarto del depósito, evitarás con más facilidad que los sedimentos del carburante acaben en el bloque del motor.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.