Motor

Radares en coches particulares, ¿en qué quedó aquella idea?

Escrito por Redacción TICbeat

Hace cerca de un año en España se comenzó a hablar de adoptar una práctica que ya existe en Francia: instalar radares en coches particulares. Esto implicaría que cualquier persona podría llevar un radar camuflado en su vehículo. Pero ¿esta idea finalmente se llevará a cabo?

Hace cerca de un año muchos entraron en pánico al oír hablar de la posibilidad de instalar radares en coches particulares.

La noticia generó opiniones de todo tipo, desde los que lo calificaron de caza de brujas hasta los que empezaron a dudar de la legalidad/viabilidad de aquella idea. Los rumores hablaban de que la DGT estaba valorando la posibilidad de colocar radares en coches particulares, de tal manera que cualquier vehículo, hasta el de tu vecino, podía esconder un radar camuflado.

¿Y qué saca mi vecino por llevar un radar en su coche?“, muchos se preguntaron. La respuesta fue clara: dinero, un sueldo que dependería no del número de multas, sino del número de kilómetros recorridos.

Una medida ‘made in France’

¿Y de dónde ha salido esta idea?“, fue la siguiente duda. Resulta que la idea de instalar radares en coches particulares era francesa. Es más, el rumor de que España valoraba hacer suya la medida surgió porque se dijo que en la país vecino la puesta en circulación de los primeros coches particulares con radar era inminente. Las fechas que se barajaban entonces era que el último trimestre de 2017 serviría de prueba y que en 2018 estarían plenamente operativos.

Siete mentiras sobre los radares que deberías dejar de creer

Este era un motivo por el que estar alerta. A fin de cuentas, Francia es un país que sirve de referencia a España en muchos temas relacionados con la seguridad vial (el permiso por puntos español es, sin ir más lejos, una adaptación del francés).

Radares en coches privados, no particulares

Los rumores hablaban de radares instalados en coches particulares y de que cualquiera podía llevar un radar instalado en su vehículo, la medida francesa no era tan sangrante.

Francia quería privatizar una parte de su flota de radares eso era cierto, pero no colocándolos en el coche de cualquier hijo de vecino, sino delegando su gestión a empresas privadas. Es decir, el gobierno francés estaba valorando la posibilidad de contratar a una o varias entidades privadas que se encargarían de poner en circulación una flota de coches que, sin ningún tipo de rótulo o distinción, recorrerían las carreteras en busca de conductores que no respetaran los límites de velocidad.

De esta forma podría aumentar el número de radares móviles en activo sin necesidad de ampliar la plantilla de agentes.

Radares en coches privados, ¿en qué quedó aquella idea?

Ha pasado casi un año desde que surgieran aquellas primeras noticias. ¿En qué ha quedado la idea de los radares en coches privados?

En Francia no se han olvidado de la idea y aunque es cierto que el proyecto se ha puesto en marcha con cierto retraso, hemos sabido que ya circulan por la región de Normandía los primeros radares de gestión privada.

Según publica el diario Le Parisien, la Operación Verano 2018 en Francia llega con una importante novedad: una flota de coches privados con radar para luchar contra los excesos de velocidad.

El gobierno francés ha invitado a varios medios de comunicación a montar en uno de estos coches. Aunque no llevan ningún tipo de identificación, sí ha adelantado que todos son Peugeot 308 de color blanco que llevan instalado el medidor de velocidad en la calandra y una pantalla en el salpicadero.

La gran diferencia con respecto a los radares instalados en coches oficiales es que multan en marcha y que no requieren intervención del conductor. Es decir, el piloto (contratado por la empresa privada para hacer los recorridos indicados durante su jornada laboral) simplemente conduce mientras que el radar hace el resto.

En España, ¿para cuándo?

Llega la pregunta del millón: si los coches privados con radar ya operan en Francia, ¿cuánto tardarán en llegar a España? Para tu tranquilidad te diré que, de momento, no llegan.

Ante las primeras noticias que hablaban de la posibilidad de que la DGT pusiera radares en coches particulares nos pusimos en contacto con Tráfico y nos lo negaron rotundamente. Para asegurarnos de que no hay cambios, hemos vuelto a preguntar a los responsables de la Dirección General de Tráfico y la respuesta ha sido la misma: la DGT nunca ha valorado ni valora la opción de privatizar los radares.

El nuevo director general de Tráfico, Pere Navarro, está muy concienciado con la seguridad vial (de hecho fue el impulsor del permiso por puntos en España) pero entre sus planes no está potenciar las multas de velocidad. Sí valora la posibilidad de aumentar los puntos que se pierden por usar el móvil al volante pero hace solo un par de días ha dicho que no es partidario de subir las multas “porque al rico le da igual y al que está mal, le cruje“.

*Artículo original de Autobuild. Autora: Noelia López.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.