Motor

¿Por qué se le añade sonido artificial a los coches eléctricos?

comprar coche electrico consejos

El silencioso rodar del coche eléctrico parecía una bendición hasta que los accidentes con peatones y ciclistas hicieron su aparición. Así se está solucionando el problema.

En las grandes ciudades, la contaminación atmosférica no es la única que preocupa a las autoridades respecto a la salud de su población. Otro tipo de contaminación, la acústica, trae de cabeza a los responsables municipales que tratan de acabar con el infernal ruido de los coches, asociado con numerosos trastornos cognitivos o del sueño.

Parecía que la solución a este problema había llegado de forma inesperada con el nacimiento de los coches eléctricos; unos vehículos que al no emplear el sistema de combustión apenas generan sonido alguno. Silencio para una mejor calidad de vida en las ciudades: parecía la receta mágica, todos los expertos y médicos estaban conformes.

Elon Musk confirma que Tesla iniciará la producción del Model 3 a partir del 7 de julio

Pero, conforme estos automóviles eléctricos se han ido extendiendo a lo largo y ancho del mundo (el año pasado las ventas de esta clase de vehículos creció un 41% a escala mundial y se espera que para 2040 el 35% de todos los coches sean eléctricos), ya no está tan claro que el silencioso rodar de estos coches sea tan idílico. Y es que, al no producir ninguna clase de ruido, también es muy difícil que los peatones o ciclistas se den cuenta de que se está aproximando.

Dicho de otro modo: el reconocible sonido de un motor de combustión era una gran molestia para muchas personas, pero también servía de aviso a peatones o ciclistas distraídos. Ahora, el silencio del coche eléctrico puede llegar a ser un factor muy peligroso e incluso mortal. Así lo aseguran las autoridades de tráfico de Estados Unidos, que ya han alertado de que los vehículos eléctricos e híbridos tienen un 37% más de probabilidades de causar un accidente con peatones y un 57% más si hablamos de ciclistas. Cifras preocupantes que reflejan cómo se ha vuelto en contra de estos coches una de sus principales virtudes.

Un problema con fácil solución

Lo bueno es que se trata de un problema relativamente sencillo de solucionar: basta con añadir un sonido artificial que se reproduzca cuando el coche vaya a una velocidad alta. Serán ruidos producidos de forma digital y que se elegirán de modo que no resulten irritantes ni intrusivos en la vida cotidiana de la ciudad. Y aquí las posibilidades que se abren son prácticamente infinitas.

Ya hay voces que piden reproducir un simple pitido periódico que sirva como alarma. Otros optan por ejecutar un rugido de motor, similar al de toda la vida, pero a una menor intensidad. Mientras, un tercer grupo de opinión opta por dar libertad a las marcas para que hagan de estos ruidos una seña más de su identidad o que ofrezcan la posibilidad a los consumidores de personalizarlos dentro de un rango que resulte reconocible para el resto de la población.

Expertos atribuyen el éxito de Elon Musk a estos tres pasos

Por el momento no hay ninguna normativa que obligue a añadir sonido artificial a los coches eléctricos, pero hay varios gobiernos -especialmente en Europa y EEUU- que están estudiando incluir este requisito en su normativa local. Sin embargo, ampliando nuestras miras, vemos cómo este elemento ya existe desde hace un par de años en otro mundo muy distinto: el de la alta competición.

En la Fórmula E (un intento de Fórmula 1 con monoplazas eléctricos que ruedan en circuitos urbanos) ya se emplean sonidos artificiales, aunque en esta ocasión no es tanto por seguridad como por puro espectáculo: los organizadores se dieron cuenta de que la falta de sonido de estos vehículos no gustaba a los aficionados. Para contentar a los fans, los monoplazas emiten un sonido constante, similar al del motor de combustión, pero modificado para darle un toque más futurista.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Giovanni

    Es de esperar que con la integracion de los sistemas de alerta de peatones o animales en la via que tienen algunos vehiculos muy avanzados de BMW o VOLVO tambien se desarrollen pitidos o avisos que emita el mismo vehiculo automaticamente cuando su radar detecte una posible intrusion en la trayectoria del vehiculo teniendo en cuenta que las necesidades tambien generan sus soluciones