Motor

Por qué Elon Musk no lo tendrá fácil para eliminar el cobalto de las baterías de Tesla

elon musk baterias tesla cobalto
Escrito por Ana Muñoz

Elon Musk quiere eliminar el cobalto de las baterías de los coches eléctricos fabricados por Tesla. Pero, ¿por qué quiere hacer esto si supondría un problema para la seguridad y el rendimiento de los vehículos?

Los coches eléctricos ya no son un mercado de nicho y, precisamente por eso, las baterías y, por consecuencia, la autonomía de los mismos necesitan mejorar en todos sus aspectos. Sin embargo, uno de los problemas que tienen actualmente para seguir optimizando su rendimiento y coste es uno de los elementos con los que se fabrican: el cobalto.

Pues bien, Elon Musk dijo hace unos días en Twitter que las baterías del Tesla Model 3 usarían menos del 3% de material, y añadió que los próximos vehículos que desarrollará Tesla no necesitarán lo que se conoce como “el diamante de sangre de las baterías”.

Quizás os podáis imaginar por qué se les llama así. Y es que el cobalto no sólo es perjuducial para los fabricantes por el aumento desmesurado de su precio en los últimos años (hay mucha demanda), sino que también es negativo para toda la sociedad porque más del 66% de las reservas del mismo se encuentran en la República Democrática del Congo, que cuenta con una inestabilidad jurídica y política evidente y, por eso, se extrae bajo condiciones infraumanas.

No es que sea un mineral especialmente difícil de conseguir. De hecho, lo cierto es que el cobalto ha sido siempre un metal secundario, que se hallaba en minas en las que se extraía cobre o níquel.

NCM 111 VS NCA

tesla model s

Tradicionalmente, las baterías eléctricas convencionales están hechas con níquel, manganeso y óxido de cobalto a partes iguales (lo que se conoce como NMC 111), pero la proporción está cambiando debido a las circunstancias que lo rodean. De hecho, cada vez se está viendo un mayor desinterés por este material y una preferencia por compuestos químicos con mayor contenido en níquel.

Eso sí, las baterías que Tesla ha estado utilizando para su Modelo S, hechas por Panasonic, contienen una combinación de litio, níquel, cobalto, y óxido de aluminio, lo que en la industria se denomina una batería NCA. “En los últimos años, Tesla y Panasonic han trabajado para reducir el cobalto en sus baterías en más de un 60%, y será muy difícil seguir disminuyendo ese porcentaje a nivel de ingeniería”, señala Caspar Rawles, analista de Benchmark Mineral Intelligence y experto en el mercado del cobalto, en una entrevista a The Verge.

Pero, ¿cuáles son esos problemas de ingeniería por los que cuesta dejar de fabricar baterías eléctricas con este material? “El cobalto es el elemento seguro en el cátodo. A medida que lo reduces, también disminuye el ciclo de vida de la celda. El problema viene porque, si las baterías eléctricas no cuentan con el 80% de la capacidad original tras 8 años, el fabricante tendrá que reemplazar la misma porque es lo que marca la garantía”, explica el experto.

Así será el futuro de Tesla según los planes de Elon Musk

Además, Rawles añade que también hay un problema de seguridad. Y es que, a medida que disminuyes la cantidad de cobalto, tienes que aumentar la proporción de níquel. Esto hace que las celdas tiendan a sobrecalentarse y que no puedan enfriarse de forma efectiva, lo que puede inducir a que se produzca una combustión, es decir, que arda. “Aunque es algo improbable, no se puede llevar a cabo ese riesgo si existe una tecnología que pueda evitarlo. Además, para realizar fórmulas con bajo contenido en cobalto se necesitan ambientes secos especiales, lo que llevaría un coste extra en su fabricación. Creo que es muy difícil desde el punto de vista de la ingeniería resolver estros problemas, por lo que creo que la tecnología dominante durante los próximos 10 años en el campo de las baterías eléctricas será las NCA, explica.

Así, a pesar de que es una buena noticia que la siguiente generación de coches eléctricos de Musk no utilicen baterías hechas con cobalto, el directivo no ha especificado cuándo lanzará el próximo vehículo de Tesla, pero os aseguramos que no estará a la vuelta de la esquina.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.