Motor

Los espejos retrovisores tienen los días contados: esto es lo que los sustituirá

Escrito por Business Insider

Las cámaras prometen mandar los espejos retrovisores tradicionales al baúl de los recuerdos más rápido de lo que puedes pensar. Hoy te enseñamos cómo serán los retrovisores digitales que llevarán nuestros coches en un futuro cercano.

El futuro de los espejos retrovisores es incierto. Las cámaras, mucho más interesantes en innumerables aspectos prometen enviar a este elemento claramente reconocible en cualquier automóvil, desde aquellos pioneros a finales del Siglo XIX, al baúl de los recuerdos. ¿Por qué? ¿qué aportan los retrovisores digitales? ¿por qué son tan interesantes? ¿tienen alguna opción de sobrevivir los retrovisores convencionales?

La llegada al mercado del Audi e-tron será un punto de inflexión en la marca de los cuatro aros: el primer coche eléctrico desarrollado por Audi no es algo baladí. No obstante, es probable que este SUV eléctrico pase a la historia por algo completamente diferente: por tratarse del primer coche de la historia en incorporar retrovisores digitales.

Su funcionamiento es sencillo. Dos cámaras, situadas a ambos lados del vehículo, registrarán todos los movimientos que se producen en la parte trasera del vehículo y lo mostrarán en sendas pantallas OLED de siete pulgadas situadas en la axila entre la puerta y el salpicadero. Por supuesto, la tecnología punta es clave para enviar las imágenes a alta velocidad sin que se produzca ningún tipo de desfase entre lo que se graba y lo que se muestra. Algo así a más de 100 km/h podría ser fatal: detractores de este sistema, ya tenéis algo por lo que seguir en el pasado.

Retrovisores digitales: mejor visibilidad, mayor seguridad

retrovisor digital lexus

Retrovisor digital Lexus

La cámara, situada bajo un cristal térmico y en el extremo de un estrecho brazo, cuenta con un objetivo de gran angular para captar toda la información de nuestro alrededor, eliminando el temido ángulo muerto y consiguiendo una nitidez espectacular en cualquier circunstancia. Sí, también en condiciones de lluvia o nieve: adiós a las desagradables y peligrosas gotas de agua en los retrovisores de cristal.

Las ventajas del Audi Virtual Mirror, como han bautizado los chicos de Ingolstadt a este invento, no se quedan ahí. A través del sistema MMI del coche, el conductor podrá seleccionar diferentes modos de uso, como por ejemplo el modo autopista o el modo de aparcamiento, adecuando el software y la inteligencia artificial desarrollada para este sistema según las necesidades del conductor en cada momento. Incluso es más que probable que en un futuro cercano el propio retrovisor reconozca y muestre en la pantalla los vehículos y/o elementos que estén presentes en la parte trasera pero que debido a condiciones de baja visibilidad no pueden ser vistos a simple vista.

Así es el ISA, el asistente de velocidad que la DGT quiere poner en todos los coches

¡Más ventajas! Uno de los grandes problemas de los retrovisores son el lastre aerodinámico que suponen para cualquier vehículo. Sí, se han inventado retrovisores muy estilizados, utilizando materiales compuestos como la fibra de carbono, pero aún así, una pequeña cámara siempre será más fácil de optimizar a nivel aerodinámico que un cristal de varios centímetros cuadrados. Un ejemplo: en el Audi e-tron se espera una mejora aerodinámica tal que aseguran que solamente con este elemento se han conseguido dos kilómetros extras de autonomía eléctrica.

Aerodinámica: clave en el futuro de los retrovisores

retrovisor digital audi

Retrovisor digital Audi

¡Y esto no ha hecho más que empezar! Es de esperar que en los próximos años el retrovisor sea una cámara mejor integrada en la propia carrocería, algo que redundaría en una todavía menor carga aerodinámica y en una mejora de seguridad, ya que los retrovisores, al estar tan expuestos, pueden verse afectados rápidamente por golpes o rozaduras.

¿Qué tiene que decir aquí el retrovisor convencional? Poco, la verdad. La tecnología utilizada para desarrollar los sistemas de retrovisores digitales está clara y es ampliamente utilizada en numerosas aplicaciones. Sí, a día de hoy todavía es una tecnología cara, pero es de esperar que en un plazo de unos cinco años se generalice su uso a muchos coches de lujo y deportivos: los coches eléctricos necesitarán recursos de autonomía procedentes de hasta debajo de las piedras, por lo que la aerodinámica promete ser protagonista en la industria del automóvil de las próximas décadas y ahí el retrovisor convencional tiene poco que hacer.

Es un hecho que ambas tecnologías están condenadas a convivir durante un tiempo. No serán pocos los coches que muy probablemente ofrezcan ambos tipos de retrovisores, como es el caso del Lexus ES300H, que en Japón ya se puede comprar con retrovisores digitales aunque como un opcional más. Un opcional para dejar a amigos y familiares con la boca abierta. No obstante, las numerosas ventajas en términos de seguridad, aerodinámica y diseño que proponen hacen que sea una apuesta prácticamente segura en un futuro no tan lejano.

*Artículo original publicado en Business Insider. Autor: Raúl Salinas

Sobre el autor de este artículo

Business Insider