Motor

¿Lograrán los coches autónomos hacer desaparecer los semáforos?

Escrito por Marcos Merino

Ford está probando en el Reino Unido un sistema que permite a los coches “negociar” en tiempo real la velocidad óptima para que ambos puedan transitar por una intersección sin chocar o detenerse.

Piensa un futuro en el que nunca tuvieras que volver a preocuparte por los semáforos (ni de las señales de ‘stop’ y ‘ceda el paso’) cuando viajases en coche. Un futuro en el que los automóviles conectados fueran capaces de coordinar entre sí sus trayectorias y velocidades para atravesar las intersecciones de vías sin chocar ni detenerse. Pues deja de imaginártelo: los ingenieros de Ford ya lo han hecho antes, y ahora mismo están probando la viabilidad de su solución en suelo británico, concretamente en las calles de la localidad de Milton Keynes.

Este sistema experimental, basado en el uso de tecnología de comunicación V2V (un medio similar al WiFI, para su uso entre vehículos) y que Ford ha bautizado como “Intersection Priority Management”, permite que los coches retransmitan su ubicación, dirección de viaje y velocidad. En base a esa información, el software sugiere una velocidad óptima, permitiéndoles “negociar” en tiempo real para permitir que todos pasen por la intersección sin detenerse.

Los coches autónomos, ¿avance o retroceso para el hombre?

Pero esta no es el único sistema innovador de gestión de vehículos autónomos que Ford está probando en el Reino Unido: basándose tanto en tecnología V2V como V2X (comunicación entre vehículos y otros elementos), Ford está invirtiendo en métodos para permitir a nuestros futuros coches autónomos sincronizarse con los semáforos o informar a los conductores de la ubicación de vehículos de emergencias próximos.

Otro fabricante, Honda, también está probando actualmente sistemas inteligentes destinados a facilitar el paso de vehículos por las intersecciones, pero su acercamiento al problema es diferente: permitir a los conductores humanos ver las esquinas a través de cámaras previamente montadas en edificios y postes cercanos (que se comunican con el vehículo a través de V2X). Las pruebas se están realizando en Marysville (Ohio, EEUU), pero el bajo nivel de gasto en infraestructuras de las autoridades estadounidenses no parece que vaya a hacer viable este sistema en un futuro. Por ahora, parece más prometedora la propuesta de Ford.

Vía | Digitaltrends

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.