Motor

Las acciones de Tesla caerán un 30% en los próximos 12 meses, según UBS

Tesla y sus planes para la inteligencia artificial

Tesla sigue en números rojos y las perspectivas son igual de nefastas que en los 15 años de vida de la empresa de Elon Musk. Por ello, los analistas de UBS creen que tendrá que volver a pedir dinero y, por ende, sus acciones se desplomarán en el próximo año.

Reza el dicho popular que “tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe”. Si aplicamos la sabiduría popular a la situación particular de Tesla, era precisamente ese castigo divino, esa consecuencia del karma, la que nos seguía faltando.

Hagamos un poco de memoria: en los últimos tiempos, su fundador y CEO, Elon Musk, llamó “pedófilo” a uno de los rescatistas de Tailandia, se denunciaron condiciones infrahumanas en sus fábricas que el propio Musk contestó con un “pues yo duermo en el suelo para sufrir igual que ellos”) y se mantienen los números rojos en una empresa que no ha dado un solo euro de beneficios en 15 años incluso pese al despido del 9% de su plantilla, el uso de 1.500 millones de dólares de “deuda basura” o las súplicas desesperadas a sus propios proveedores para que le den dinero.

Todo ello provocará, a juicio de analistas como los de UBS, que Tesla no logre cumplir con las expectativas financieras del mercado en el segundo trimestre, así como siga faltando a sus propósitos de producción y rentabilidad del Model 3, el almacenamiento de energía o la producción solar. “El mercado no debe ignorar todos estos vientos en contra fundamentales”, indica una nota a los inversores de esta entidad.

Tesla eliminó un test de frenado en sus Model 3 para cumplir con los objetivos de producción

UBS va más lejos y se reafirma en su recomendación de “vender” las acciones de Tesla ante la previsión de que el valor de estos títulos caiga en torno a un 30% en los próximos doce meses. La causa de ese desplome la encontramos en que toda la amalgama de problemas de la firma automotriz provocará que necesite dinero como sea para seguir sobreviviendo…

“Creemos que Tesla eventualmente necesitará financiamiento externo adicional”, confirma esta entidad en el documento que se ha enviado a sus clientes. “No vemos una rentabilidad sostenible en el segundo trimestre del año, (…) pero es posible una ganancia en el tercero si Tesla puede promediar una producción de más de 3.000 unidades a la semana”, algo que parece imposible dadas las enormes dificultades que la firma ha tenido para poder alcanzar dicha cifra -incluyendo la eliminación de tests de seguridad en sus procesos de fabricación.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.