Motor

Impuesto de circulación 2018: cuánto debes pagar, dónde y cómo hacerlo

atasco autopista coches

Cuánto debes pagar, dónde y cómo realizar el pago del impuesto de circulación es algo que todo propietario de vehículo debe conocer. En este artículo te contamos toda la información referente a esta tasa de circulación obligatoria y anual.

Queda poco para que comience el nuevo año y con este llega de nuevo el ciclo de impuestos que deben comenzar a abonarse. Uno de los primeros en pagarse es el  Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica más conocido como impuesto de circulación (IVTM). Todos los conductores están obligados a pagarlo una vez al año, y el pago debe efectuarse con el inicio del año.

Cuánto debes pagar, dónde y cómo realizar el pago del impuesto de circulación es algo que todo propietario de automóvil o moto debe conocer.  Si eres conductor y tienes dudas sobre esta tasa, no te preocupes, en este artículo te contamos todo lo relacionado con esta tasa que tiene carácter obligatorio.

Lo primero que debes saber es que el impuesto de circulación nada tiene que ver con el impuesto de matriculación. Mientras que el primero debe pagarse todos los años en los que nuestros vehículo permanece activo, el impuesto de matriculación es una tasa que realizamos única y exclusivamente cuando compramos un coche nuevo. De hecho, si te acabas de comprar un vehículo, lo sentimos pero tendrás que pagar ambos impuestos.

Quién debe pagar el IVTM

Una vez entendido qué es el impuesto de circulación, toca conocer quién debe pagarlo. Esta obligación recae sobre el titular del vehículo, independientemente de si este es una persona física o jurídica.  Este recibirá de manera anual una notificación de carácter municipal que le indique la cantidad a abonar.

Si no conoces si eres o no el titular de un vehículo, puedes comprobar dicha información el Permiso de Circulación del vehículo. La persona que aparezca inscrita como titular en el mismo será entonces quien deba año tras año abonarlo.

Qué ayudas y subvenciones existen en España para la comprar un coche eléctrico

En el caso de haber adquirido un coche de segunda mano debemos asegurarnos de que el vendedor nos aporta el justificante de pago. Con el cambio del titularidad, al siguiente año seremos nosotros quien comencemos a abonarlo.

A la hora de dar de baja un vehículo, debes recordar que puedes solicitar que la administración te devuelva  la parte correspondiente a los meses en los que dicho vehículo no va a circular. Es decir, si nuestro coche es dado de baja en el mes de abril, podríamos recibir la parte del impuesto abonada correspondiente a los meses que hay entre abril y enero del próximo año.

Cuánto debo pagar

Todos los vehículos que estén aptos para circular están obligados de abonar este impuesto. Y aunque su nombre se refiera a “tracción mecánica” , esto no debe conducirnos a error. Los coches eléctricos también están sujetos a este hecho imponible, si bien es cierto que gozan de grandes descuentos en muchas comunidades.

Para 2018 en ciudades como Madrid o Barcelona los propietarios de los vehículos eléctricos, híbridos o enchufables podrán aprovecharse de una rebaja de hasta el 75% en el impuesto de circulación.

Cómo hacer la próxima Declaración de la Renta si eres autónomo

No obstante, a pesar de lo dicho, sí que encontramos una serie de vehículos que según la ley, dada  su finalidad están exentos del impuesto de circulación:

  • Vehículos destinados al transporte público de viajeros,
  • Vehículos de uso agrícola,
  • Ambulancias,
  • Vehículos con matrículas diplomáticas,
  • Vehículos históricos o de coleccionista
  • Vehículos adaptados para personas con movilidad reducida.

En cuánto a cuál es la tarifa del impuesto de circulación, debes saber que esta varía en cada comunidad, ya que en virtud del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales corresponde a los ayuntamientos la gestión de este impuesto.

Qué debe ocurrir para que los coches eléctricos triunfen

Por lo tanto serán ellos los responsables de cobrarlo, pudiendo además establecer sus propias tarifas a las establecidas por la norma, siempre dentro de unos límites.

El importe a pagar dependerá de la potencia del coche y de lo ecológico que sea, así como de las modificaciones que decida incluir cada consistorio. En el siguiente cuadro te indicamos las cuotas generales establecidas por la Ley de Haciendas Locales

cuotas ley de hacienda impuesto circulacion

Como ya hemos indicado cada ayuntamiento tiene potestad para fijar la cuantía de este gravamen, lo que provoca enormes disparidades entre  localidades, con variaciones que pueden superar el 600%.

De las capitales de provincia, San Sebastián es la que tiene el impuesto de circulación más elevado, con 346,32 euros de cuota, frente a una ciudad autónoma de Melilla donde la tasa es cinco veces inferior al de la capital guipuzcoana: 56,00 euros.

Beneficios fiscales: cómo ahorrar dinero a tu negocio en sus impuestos

Aunque la potencia o el tipo de vehículo influyen, estableciendo una aproximación de vehículos más habituales, se estas son las capitales de provincia que cuentan con los impuesto de circulación más baratos :

  1. Melilla: 35,97 euros.
  2. Ceuta: 71,95 euros.
  3. Cáceres: 110,00 euros.
  4. Soria: 104,31 euros.
  5. Badajoz: 113,10 euros.
  6. Jaén: 114,00 euros.
  7. Pamplona: 114,99 euros.
  8. Palencia: 117,37 euros.
  9. Pontevedra: 118,50 euros.
  10. Las Palmas: 119,42 euros.

Cómo puedo pagarlo

El impuesto tiene carácter anual y aunque cada ayuntamiento establece también sus propio calendario, en este caso la cuestión de cuándo se paga el impuesto de circulación está mucho más unificada. En términos generales el impuesto de circulación se paga entre el 1 de abril y el 31 de junio.

En cuanto a cómo se lleva a cabo el pago del impuesto de circulación, la mayoría de ayuntamientos suele enviar un recibo con el importe a pagar dónde se recogen las formas posibles de efectuar el pago. Por tanto las vías posibles están una vez más en función de cada consistorio. En términos generales, las modalidades de pago suelen ser las siguientes:

  • A través de  su página web, muchos ayuntamientos permiten el pago mediante tarjeta de crédito o débito.
  • Todos los ayuntamientos cuentan con un serie de entidades colaboradoras en las que podrás pagar aunque no tengas cuenta en el banco.
  • En el Ayuntamiento o en las oficinas de atención al ciudadano.
  • Mediante domiciliación bancaria. Esta es la fórmula preferida por la mayoría de ayuntamientos, que así se aseguran el pago del impuesto.
  • Aunque es menos habitual, también hay consistorios que permiten abonar el recibo por teléfono con tarjeta de crédito o débito.

Y si te preguntas qué pasa si no pagas el impuesto de circulación, como cualquier otra deuda de caracter municipal esta se va acumulando, a lo que además se suma la posibilidad de recibir una multa de tráfico si eres parado por las autoridades y tus papeles no están en regla. Cuando dicha deuda alcanza los 500€ el ayuntamiento puede iniciar el proceso para embargarte el vehículo o tus bienes hasta que la cantidad queda saldada.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.