Motor

Ford Mondeo Hybrid, probamos la tecnología de este coche híbrido

ford mondeo híbrido
Escrito por Jakub Motyka

El Ford Mondeo Hybrid es un coche híbrido que combina un motor de gasolina con un motor eléctrico. Lo hemos probado, y te mostramos toda su tecnología.

Cada vez es más habitual ver por la calle coches híbridos. Hasta que el coche eléctrico no esté realmente listo para entrar de lleno en nuestras vidas –y para eso todavía queda un tiempo-, las soluciones híbridas como la que propone Ford con el Ford Mondeo Hybrid seguirán representando la mejor opción para todo aquel que quiera adentrarse en lo eléctrico sin renunciar del todo a las comodidades de un motor de combustión.

En nuestra prueba del Ford Mondeo Hybrid hemos tenido la oportunidad de conocer mucho más a fondo no solamente todas las peculiaridades de la tecnología híbrida de Ford, sino también todo lo relacionado con la tecnología de a bordo que traen los últimos modelos de esta marca. Dado que nuestros compañeros de AutoBild.es ya han probado a fondo el comportamiento en la carretera de este coche, en lo que nosotros nos vamos a centrar en esta ocasión es en lo que más nos gusta en ComputerHoy.com: la tecnología. En este caso, la tecnología de Ford.

Para poder hablar de la tecnología del Ford Mondeo Hybrid, primero tenemos que conocer más a fondo su parte híbrida, aquella que hace que este coche sea tan diferente de cualquier otro vehículo que solamente incorpore un motor de combustión.

En el Mondeo híbrido (disponible en el catálogo de la marca bajo el modelo de Titanium HEV, con un precio base de 36.450€) conviven dos motores: un gasolina 2.0 de 140 CV y un motor eléctrico de 120 CV, que en conjunto rinden un total de 187 CV. Y hasta ahí llega la parte más técnica de nuestro análisis; no os vamos a aburrir con más cifras del motor.

Así es la apuesta híbrida de Ford

Este es nuestro análisis de la tecnología del coche híbrido de Ford

¿Cómo funciona el sistema híbrido de Ford? A diferencia de los coches híbridos de otros fabricantes, en este Mondeo Hybrid es el coche el que decide en qué momento debe entrar en marcha el motor de gasolina o el motor eléctrico. En la palanca del cambio automático no hay ningún botón para cambiar a conducción eléctrica, y eso se explica con el hecho de que la batería que esconde en el maletero este vehículo es de tan solamente 1,4 kWh.

Ford Mondeo Titanium HEV

1,4 kWh es una cifra muy modesta, aunque eso depende de con qué se compare. Está por debajo de los 9,9 kWh que tenía el Passat GTE que pudimos probar recientemente, pero también queda por encima de los 1,31 kWh del Toyota C-HR y muy cerca de los 1,56 kWh del Hyundai Ioniq (2017). Y todo eso se explica con el hecho de que cada fabricante tiene una visión diferente del coche híbrido, y Ford ha apostado por una solución en la que la parte eléctrica del coche está ahí de apoyo, para reducir el consumo del motor de gasolina en situaciones en las que menos eficiente resulta el motor de combustión.

¿Y qué situaciones son esas? En las salidas desde paradoen la conducción a baja velocidad, en las pequeñas correcciones de velocidad en la autopista e incluso en algo tan simple como estar parado con el aire acondicionado puesto. Ahí es mucho más eficiente el motor eléctrico que el motor de gasolina, y es en esos momentos en los que a bordo del Ford Mondeo Híbrido puedes escuchar que se hace el silencio absoluto cuando entra en marcha su parte eléctrica.

Esa es la característica más interesante de los coches híbridos: ofrecen todas las ventajas de un coche eléctrico sin tener que renunciar a las comodidades de un motor de combustión. Dejando a un lado su parte híbrida, este Mondeo sigue siendo un coche que perfectamente te podrías llevar a tus vacaciones a la playa sin preocuparte por la autonomía.

El futuro pinta muy prometedor: Los nuevos coches híbridos que llegarán en 2018

El Mondeo Híbrido no es enchufable, y la recarga de su batería se realiza en marcha a través de la regeneración de energía. Tratándose de una batería de 1,4 kWh de capacidad, la recarga no requiere mucho tiempo de espera: con cada frenada y con cada desaceleraciónpuedes ver desde el cuadro de instrumentos cómo sube la autonomía, y unos pocos minutos de conducción pueden ser suficientes para tener la batería cargada al cien por cien.

Así es por dentro la tecnología de Ford

El cuadro de instrumentos incluye dos pantallas a todo color que, además, son personalizables

Hablemos del cuadro de instrumentos. Es un panel que combina un reloj analógico (el de la velocidad) con dos pantallas de algo más de cuatro pulgadas a ambos lados. En la pantalla de la izquierda podemos ver en todo momento qué motor (el de gasolina o el eléctrico) está en marcha en ese momento, así como también se nos muestra ahí el estado de carga de la batería. En la pantalla de la derecha, podemos ver -por ejemplo- la eficiencia de nuestra conducción. Y ambas pantallas son personalizables.

En el centro del cuadro de instrumentos está el indicador de velocidad

La pantalla de la izquierda se controla con los botones que hay a la izquierda del volante, y la pantalla de la derecha, con los botones de la derecha. En todo momento podemos decidir qué información queremos ver en cada una de estas pantallas, y mientras que la pantalla de la izquierda está más bien orientada hacia los ajustes relacionados con la conducción (la media de consumo, el estado de la carga de la batería, los ajustes de los asistentes…), la de la derecha tiene más bien funciones de entretenimiento a bordo.

Una de las pantallas digitales del Ford Mondeo

A la hora de conducir, la pantalla de la izquierda es la que nos muestra datos tales como el límite de velocidad de la carretera (así como también otras señales como por ejemplo una prohibición de adelantamiento, las cuales se encarga de reconocer el coche a través de la cámara que tiene delante) o el estado de los asistentes a la conducción.

Los asistentes a la conducción del Ford Mondeo

Hablemos ahora de los asistentes a la conducción de Ford

Pero detengámonos un momento para hablar de los asistentes a la conducción de Ford. En ese sentido, en este Mondeo encontramos la tecnología más puntera de la marca: desde el más que de sobra conocido control de crucero adaptativo (esto es, un sistema que regula la velocidad de crucero en función del tráfico que haya delante) hasta el sistema de alerta de cambio de carril, pasando también por la tecnología de frenada de emergencia en ciudad Active City Stop.

¿Coche o salón? Así ve Ford el futuro del coche autónomo

Estos asistentes ya se encuentran prácticamente en cualquier coche del segmento más alto del mercado, pero es interesante que Ford haya decidido ir un paso más allá ofreciendo la posibilidad de regular en detalle el funcionamiento de cada asistente. Tú decides si quieres que -por ejemplo- el sistema de alerta de cambio de carril se limite a emitir simplemente un aviso sonoro/luminoso cuando detecte que te estás saliendo de la calzada, o si además de eso también quieres que el volante te ayude a corregir la trayectoria. Y así con todos los asistentes.

Detalle de los botones en el volante

Siguiendo con nuestro repaso del cuadro de instrumentos, decíamos que la pantalla de la derecha está más relacionada con el entretenimiento de a bordo que los ajustes de los asistentes a la conducción: desde esta pantalla podemos cambiar de canción en el reproductorregular la temperatura del climatizador o seguir las indicaciones de una ruta a un destino en el navegador. Tú eliges qué quieres ver en la pantalla.

Tras unas pocas horas conduciendo con este Ford Mondeo, el sistema de control de estas pantallas termina resultando muy intuitivo, y uno se acostumbra fácilmente a controlar cada pantalla desde un lado diferente del volante.

El navegador: 8″, pantalla táctil y Sync 3

El navegador Sync 3 del Ford Mondeo con -en este caso- Apple CarPlay

Si hablamos de entretenimiento a bordo, está claro que el verdadero protagonista de este Ford Mondeo está en su pantalla táctil de ocho pulgadas con tecnología Sync 3. Estamos hablando de un navegador al que no le falta ninguna de las opciones que estamos acostumbrados a ver en los coches inteligentes, y por supuesto que es compatible tanto con Android Auto como con Apple CarPlay (siendo para ello necesario conectar nuestro teléfono por cable a cualquiera de los dos puertos USB del coche). Pero lo que más nos ha sorprendido es el control por voz.

El asistente de voz de Ford

Estamos más que acostumbrados a ver coches con control por voz: pulsas el botón que hay en el volante y ejecutas alguna orden simple como, por ejemplo, “Llamar a Antonio”. En algunos casos, también puedes elegir entre utilizar el asistente del coche o hacerlo a través del asistente de tu móvil (Google Now en el caso de Android y Siri en los iPhone). Pero este Ford Mondeo lleva el asistente por voz un paso más allá, y con una orden de voz puedes ejecutar tareas tales como regular la temperatura del climatizador.

Diciendo “Ajustar temperatura a 20 grados“, el Mondeo es capaz de regular la temperatura del habitáculo hasta los 20ºC sin necesidad de que tengamos que perder tiempo ajustando la temperatura de forma manual. Habrá situaciones en las que este control por voz resulte más útil o menos útil, pero desde luego que comandos para ejecutar acciones no le faltan.

Ford Mondeo, análisis de su tecnología

De esta forma, llegamos al final de nuestra prueba de la tecnología del Ford Mondeoteniendo una visión un poco más detallada de todas y cada una de las tecnologías que incorpora este coche. Pese a que en esta prueba nos hemos puesto al volante de la versión híbrida de este coche, no hay que olvidar que muchas de las tecnologías de las que hemos hablado están también presentes en otros modelos de los coches de Ford.

Sobre el autor de este artículo

Jakub Motyka

Jakub es un redactor especializado en tecnología.