Motor

Estos son los países en los que Uber podría implantar sus taxis voladores

UberAir, los taxis voladores de Uber que surcarán el cielo de Los Ángeles en 2020

Los taxis voladores de Uber cada vez están más cerca de ser una realidad. Después de anunciar cuáles serán las dos primeras ciudades de EEUU que dispondrán de este servicio, esta semana Uber nombra a los cinco países candidatos para implantar los UberAir.

La empresa Uber ha anunciado la preselección de países en los que implantará su servicio de taxis voladores. Este servicio, que se llamará Uber Air, está planificado para comenzar con vuelos de demostración en el año 2020, y empezará a ofrecer su servicio al público en 2023.

Dallas y Los Ángeles ya fueron nombradas el año pasado como las dos primeras ciudades de lanzamiento, y ahora le toca el turno a la tercera, que se encontrará en uno de los cinco países escogidos para el puesto. Estos países son Japón, Francia, Brasil, Australia e India. Dubai había sido seleccionada en un principio como la primera ciudad internacional de Uber, pero finalmente el acuerdo fracasó.

Una vez elegida la ciudad que albergará los UberAir (así se llamarán los taxis voladores), se prestarán estos servicios durante los próximos cinco años.

Estas son las 5 compañías que fabricarían los taxis voladores de Uber

Uber se lanza así a diversos mercados que van desde bicicletas y scooters hasta sorprender con los coches voladores. Aunque esta idea sólo tiene un par de años, la empresa ya ha realizado dos cumbres en las que consiguió numerosos socios para la fabricación de aeronaves, y tecnología de baterías entre otros.

Las baterías de los coches son uno de los mayores problemas que presenta esta propuesta, ya que se necesitan baterías lo suficientemente ligeras como para hacer funcionar estos vuelos de corta duración.

Actualmente existen por lo menos 19 compañías que están desarrollando planes de automóviles voladores, como Boeing y Airbus, o pequeñas empresas como Kitty Hawk, respaldada financieramente por el cofundador de Google, Larry Page. Es decir, hay un gran interés en el despegue y el aterrizaje vertical, ligero y eléctrico en el mercado, y Uber quiere sacarle partido a ello.

Uber publicó hace poco los criterios que deben cumplir las ciudades que alberguen los taxis voladores de Uber, como por ejemplo que sea una población metropolitana de más de 2 millones de personas, que tenga centros de población dispersos, un aeropuerto a una hora por lo menos del centro de la ciudad y la voluntad de respaldar los servicios de uso compartido de coches.

Por eso, cada país de la lista que han revelado tiene ventajas únicas de conseguirlo. Australia por ejemplo ya está adoptando el transporte aéreo urbano; India tiene algunas de las ciudades más congestionadas del mundo; Japón es líder en transporte público, tecnología e innovación automotriz; en Francia Uber está construyendo su nuevo centro de tecnología avanzada, y en Brasil ya se utilizan miles de helicópteros, algunos de ellos pertenecientes a Uber.

Así que en seis meses la empresa anunciará cuál es el país elegido y su ciudad en concreto.

Los drones también volarán las ciudades

La compañía también ha anunciado su interés en la experimentación con drones de entrega para su servicio Uber Eats.

Uber Eats es una gran fuente de ingresos para la empresa, y actualmente es el servicio de entrega de comida con más crecimiento en los Estados Unidos. En la región de Asia y el Pacífico Uber Eats ha multiplicado sus ingresos por seis en el último año.

Vía| The Verge

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández