Motor

Estas serán las 20 empresas que dominarán la cadena de valor del coche autónomo

coche-autonomo

Un reciente informe refleja la enorme cadena de valor que va a traer consigo el coche autónomo, dividida en seis grandes bloques y con 20 protagonistas destacados.

Los coches sin conductor no solo nos ofrecerán una experiencia de viaje completamente nueva y en la que estaremos más cómodos y abiertos a toda una nueva serie de servicios añadidos (televisión a bordo, etc.).

Sólo en Europa se espera que este tipo de vehículos aporte 17 billones de euros en negocio de nuevo cuño para 2050. Estos mismos coches deben superar sus todavía inaceptables errores técnicos (Google registró 124 fallos en 2016 y los Tesla 182) antes de llegar a manos de sus futuros dueños, ansiosos de ellos como demostraba un reciente estudio.

Con todo ello nos encontramos con una cadena de valor del coche autónomo que va más allá del puro vehículo, abarcando aspectos que van desde la conectividad hasta los fabricantes de suministros y elementos electrónicos, pasando por los proveedores de servicios o los responsables de las plataformas.

Cómo serán las carreteras y vehículos en la era del coche autónomo

Un reciente informe de Huawei Consulting recoge algunas de estas perspectivas a lo largo de la cadena de valor, incluyendo los 20 nombres -algunos de ellos presentes en varias capas de actividad- a los que debemos prestar atención en esta industria que promete ser milmillonaria de aquí a unos pocos años:

  • Suministradores de componentes: En este punto de la cadena nos encontramos con las empresas que venden elementos (hardware como chips y cableado), así como servicios profesionales y de mantenimiento de la infraestructura TIC de los coches autónomos. Se trata de un nicho de mercado muy específico, donde existen numerosas barreras de entrada ligadas al conocimiento y la experiencia que se requiere en un segmento tan especializado. Algunos nombres destacados en esta área ya son bien conocidos por todos nosotros: Intel, Infineon, NXP, Freescale o Robert Bosch.
  • Vendedores de vehículos: Aquí hablamos de la venta propiamente dicha de los automóviles, incluyendo los servicios paralelos de marketing, gestión del Big Data, servicios financieros, etc. Un ámbito donde el reto está en dotar a los coches del mayor componente de inteligencia artificial y personalización posible, algo en lo que ya están trabajando intensamente Tesla, BMW, Apple (según la rumorología que Huawei da por cierta), Google (a través de Waymo, aunque es probable que finalmente no fabriquen sus propios vehículos) o Baidu.

  • Proveedores del software: Este es el ‘core’ del coche autónomo, ser capaces de fabricar el primer sistema operativo para vehículos autónomos que sea capaz de procesar toda la información de los sensores del vehículo y moverlo sin intervención humana con las máximas garantías de seguridad. Bajo un modelo de licenciamiento, nos encontraremos a Google, Apple (de nuevo, según la rumorología) y Microsoft.
  • Proveedores de conectividad: Los principales operadores de telecomunicaciones serán los encargados de ofrecer la infraestructura de redes capaz de ofrecer un enlace entre el coche y servicios cloud de monitorización y valor añadido. Así, Huawei Consulting destaca en su informe a ‘telcos’ como AT&T, Bell, SK Telecom, Vodafone o Verizon como las más aventajadas en estas lides. El documento se olvida, por tanto, de Telefónica, uno de sus principales partners a escala internacional.
  • Proveedores de plataformas: Ligada al despegue del software de coches autónomos, y como ya sucedió con los smartphones, una clave del éxito de esta nueva generación de vehículos pasa por la creación de plataformas abiertas, donde se puedan generar nuevos modelos de negocio que aporten más valor del que cualquier empresa puede producir por su cuenta. Un segmento donde Alibaba, Tencent, Baidu, Apple, Google o Microsoft tomarán la batuta, a juicio de los analistas.
  • Proveedores de servicios: Y por encima de todo esto, nos encontraremos con otras plataformas que irán apelando más a los servicios de consumo que se podrán incorporar a los coches autónomos, desde el entretenimiento a bordo hasta la propia navegación. De nuevo, Google y Apple son los claros favoritos a dominar esta capa de la cadena de valor, junto a NAVER o, y este es uno de los grandes ausentes del documento, Amazon.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.