Motor

Estas 5 cosas que haces diariamente están destrozando tu coche (y no lo sabías)

cosas-destrozar-coche
Escrito por Redacción TICbeat

Cuidas tu vehículo igual que si fuera tu hijo pero, sentimos decirte, que probablemente estés haciendo cinco cosas que están destrozando tu coche. ¿Quieres saber cuáles son?

Cuidas tu coche como el que más. Lo lavas con frecuencia, sigues el mantenimiento a rajatabla y acudes al taller al menor síntoma de avería.

Las ventajas y los inconvenientes de los coches híbridos

Mi más sincera enhorabuena porque cualquier vehículo querría estar en tu garaje. Pero, al mismo tiempo, siento decirte que eso no es suficiente y que, sin saberlo, hay cosas que haces cada día y que, sin tú saberlo, le pueden estar haciendo mucho daño.

Las repasamos de la mano de nuestros compañeros de Autobild.es.

1. Dejar apoyado el pie en el embrague

Lo de dejar el pie apoyado sobre el pedal del embrague es una costumbre muy común. Suele ser cuestión de rutina y comodidad; los conductores tienden a mantener como postura normal el pie colocado en todo momento encima del embrague, aunque no se esté utilizando. Parece una tontería, pero por muy leve que sea la presión que se ejerce sobre el pedal del embrague el que sea continua tiene un impacto directo en el desgaste del propio embrague.

2. Pasar de 0 a 120km/h

motor-coche

Primera hora de la mañana, coges el coche para ir a trabajar y como siempre vas “un poco tarde”, tratas de recuperar ese tiempo pisando a tope el acelerador. ¿Te suena esta situación?

Pues debes saber que con esta simple acción, el aceite y otros lubricantes de tu vehículo no han tenido tiempo de atemperarse para adquirir una fluidez suficiente que les permita cumplir su cometido; y que ese deficiente engrase, reduce irremediablemente la vida de tu motor.

3. Cuidado con el turbo

Recorres cientos de kilómetros y al llegar a tu destino lo primero que haces es parar el motor. Lógico, ¿verdad? ¡Pues no! ¡Es un grave error!

Todos los coches con turbo deberían llevar un cartelito que advirtiese que en el momento de realizar una parada, nunca hay detener el motor de golpe.

Hay dos razones que explican el por qué: la primera es que el turbo gira muy por encima de las 100.000 vueltas por minuto y es lubricado mientras el motor está en funcionamiento; la segunda, que el turbo no se para instantáneamente cuando detenemos el motor, sino que este sigue girando (como un ventilador al que le cortamos la corriente) y perdiendo velocidad poco a poco hasta que se detiene del todo. Por ello, si paramos el motor y el turbo no se ha detenido, este se queda sin aceite que lo lubrique y poco a poco termina por quemarse.

La acción correcta es, a la hora de parar, estar al menos un minuto con el motor en marcha para que siga lubricando mientras el turbo pierde esa inercia y se frena.

Debes saber que la rotura del turbo es una de las averías de coches más caras.

4. Dejar la mano apoyada en la palanca de cambios

testigos-coche

Mal hábito parejo al de dejar el pie apoyado en el pedal del embrague es la de permitir que la mano derecha descanse sobre la palanca de cambios. Y que levante la mano quién nunca lo haya hecho…

Este tic tan aparentemente inofensivo, hace que se estropeen los sincronizadores de la caja de cambios. Además de que siempre debes tener las dos manos sobre el volante (esta es la posición adecuada) para poder solventar sin problemas cualquier imprevisto.

5. No utilizar el aire frío en invierno

climatizador coche

Lo de utilizar el aire acondicionado del coche en invierno suena a cosa de locos, pero no lo es. Es más, los expertos aseguran que es muy conveniente encender de vez en cuando el aire frío aunque fuera haya pocos grados dado que los sistemas de aire acondicionado lubrican todos sus elementos con los aceites que se incorporan en la recarga del mismo.

Un largo periodo sin utilizarlo puede resecar las juntas produciendo pérdidas de gas refrigerante e incluso dañar el propio compresor del AC.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.