Motor

En 2023 habrá 775 millones de coches conectados en todo el mundo, creciendo a un 18,7% anual

coche concepto raro 2017

Las ventas de coches conectados crecerán a un ritmo medio del 18,7% anual, pasando del actual parque de 330 millones de vehículos con estas tecnologías a más de 775 millones para el curso 2023. 

Los coches conectados, antesala de la revolución tecnológica que llegará con el vehículo autónomo, parecen estar en plena forma, al menos si nos atenemos a las previsiones de ventas que manejan los analistas. No en vano, esta clase de automóviles -que ofrecen acceso a un ecosistema de aplicaciones móviles de entretenimiento, seguridad, mantenimiento o información- crecerán a un ritmo medio del 18,7% anual, pasando del actual parque de 330 millones de coches conectados a más de 775 millones para el curso 2023. 

Así lo asegura la firma de investigación Juniper Reseach en un informe que también pronostica que los fabricantes de automóviles permitirán que desarrolladores de terceros puedan acceder a los sistemas de información y entretenimiento en vehículos. A su vez, esto acelerará la expansión de nuevas tecnologías y servicios que aumentarán la propuesta de valor para los conductores. En este contexto, los analistas anticipan además el crecimiento del uso del asistente de voz en el vehículo, así como de plataformas de e-commerce a bordo.

El coche conectado, ¿el gran sensor del Internet de las Cosas?

Todo ello generará un negocio de lo más lucrativo. Siempre según los datos de esta consultora, el gasto total en las plataformas de comercio electrónico a bordo de automóviles conectados alcanzará los 265.000 millones de dólares para 2023. “Hasta que el mercado incorpore nuevos participantes de fuera del ecosistema automotriz, el aumento en las transacciones será impulsado por la conveniencia para el usuario, en lugar de la creación de nuevos servicios por sí mismos. Para el año 2023, esperamos que las transacciones comerciales dentro del vehículo sean menos del 1% de las transacciones móviles y en línea a nivel mundial“, reza el documento.

Por otro lado, la investigación también pronostica que para 2023 tendremos más de 370 millones de asistentes de voz digitales en el vehículo. Sin embargo, los asistentes en el vehículo deben tener acceso a la funcionalidad básica del vehículo, como el control del clima, para ofrecer un punto de diferenciación al teléfono inteligente conectado. Pese a estas claves de valor añadido, dicen los analistas, las prioridades del coche conectado seguirán siendo las mismas en el próximo lustro: mitigación de riesgos, incluida la seguridad de los datos y la distracción del conductor.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.