Motor

El futuro del coche y la movilidad, visto por los máximos líderes de Volkswagen y Mercedes

coche-no-deberia-existir

Te contamos cómo ven el futuro del coche y la movilidad los máximos líderes de Volkswagen y Mercedes. Te aseguramos que sus opiniones te sorprenderán. ¿Quieres saber por qué? Atento a este artículo.

Si hay un sector que está demandando como agua de mayo la llegada del Internet de las Cosas y las nuevas generaciones móviles, ese es el mundo de la automoción.

Si nos preguntamos por la industria en que la hiperconectividad y la inteligencia artificial prometen una transformación de mayor calado, ese vuelve a ser el de la automoción. Y si tratamos de adivinar el paradigma de innovación disruptiva más importante de nuestros tiempos, ese es el coche autónomo.

Por eso estamos ante un escenario de profunda transformación tecnológica en el que nuevos agentes digitales (como Waymo y Uber) están introduciéndose de lleno en un mercado en que los fabricantes tradicionales luchan por mantener ágiles y responder a las nuevas demandas. Dos de ellos, Volkswagen y Mercedes-Benz, hablan sobre sus perspectivas y líneas de actuación.

Volskwagen: innovación loca para lograr el coche autónomo

En esa disyuntiva se encuentra actualmente Volskwagen, una de las mayores automovilísticas del mundo y actualmente en proceso de reinvención tras el escándalo de las emisiones protagonizado por sus vehículos diésel.

Un camino hacia la nueva Volkswagen que pasa por abordar con energías renovadas la adopción del coche autónomo y nuevas categorías de futuristas formas de movilidad.

Así lo ha afirmado Johann Jungwirth, CDO de Volkswagen, durante una reciente conferencia organizada por Bosch en Berlín y a la que ha podido acudir TICbeat.El coche autónomo será la próxima gran invención del ser humano, después del tren, la electricidad, el automóvil tradicional, el PC o Internet“, ha explicado el directivo ante unos 4.000 asistentes. “El sistema de autoconducción será el corazón del coche, con todos sus sensores, unidad central de procesamiento y diferente protocolos de comunicación“.

Y, ¿cuál es camino para llegar a este escenario tan prometedor, según la casa germana del coche popular? “Seguimos la regla de oro del 70/20/10 que ya aplican algunas compañías de Silicon Valley. Según esta norma, el 70% de nuestra inversión en I+D debe ir destinada a innovación incremental, la que mejora nuestros actuales productos, el 20% debe ir a productos y servicios del mañana y el restante 10% debe ir a innovación completamente loca y disruptiva“, afirma Jungwirth.

Volkswagen aspira ahora a ser líder mundial en movilidad sostenible

Tres capas en torno a la que se articulan apuestas como el propio coche autónomo (que Jungwirth supedita a “la nueva generación de Internet y de la computación descentralizada de bajo coste y conectada a alta velocidad”), la creación de modelos seguros para las relaciones y transacciones entre vehículos (Volkswagen forma parte de la IOTA Fundation, que está desarrollando una variante de blockchain especializada en nanotransacciones M2M y de gran escalabilidad) o la capacidad de los coches de grabar todo lo que sucede en el vehículo para poder hacer auditorías posteriores pero, también, predicciones del comportamiento tanto del automóvil como del conductor (en lo que se conoce como ‘digital twin’, gemelo digital).

Pero volviendo al caso del coche autónomo, Jungwirth aventura que la llegada de esta tipología de automóviles sin conductor traerá consigo una nueva cadena de valor en la industria del automóvil. “Veremos varios niveles que hasta ahora no existían y otros que verán reforzado su papel: proveedores contenidos, proveedores de movilidad, operadores de flotas, compañías de OEM y proveedores de sistemas autónomo, aseguró el ejecutivo en su intervención en el foro. “La principal ventaja competitiva la tendrá el que tenga toda clase vehículos y capas de servicios”.

Y en esa visión de la heterogeneidad por la variedad, Volskwagen ha desarrollado algunos conceptos interesantes de movilidad autónoma que van más allá del coche tal y como lo conocemos. Hablamos del Urban Pod (una suerte de microautobus que nos traslada de puerta a puerta sin necesidad de conductor), el Small Urban Commuter (cápsulas para una sola persona) o, para los más elitistas, el Alcon (un Audi, presentado en la última feria del motor de Frankfurt, de diseño vanguardista).

A eso hemos de unir medios de masas como el Sedric Urban Shuttle y el MOIA Shuttle, así como los vehículos con fines comerciales de Sedric Delivery Van (furgoneta de reparto autónoma), la Mobile Mailbox Station (oficina de correos móvil) o el Sedric Long-haul Truck (un camión 100% autónomo que quizás veamos pronto por nuestras carreteras).

Queremos hacer la movilidad accesible para todos, al alcance de un botón, incluso para niños, ancianos y cualquier de los que hoy no pueden moverse con libertad y seguridad”, concluye Jungwirth. Por delante en este camino, nuevos requerimientos de redundancia, seguridad, disponibilidad, autonomía y la relación entre ele coste por pasajero y el de la propia puesta en marcha del automóvil.

Mercedes: el camión autónomo como punta de lanza

Dieter Zetsche, presidente de la junta de administración de Daimler AG y líder todopoderoso de Mercedes-Benz, es un tipo peculiar.

Su característico bigote lo hacen inconfundible a kilómetros de distancia, mientras que sus particulares looks añaden la nota de excentricidad a un personaje que, por lo demás, es emblema de la elegancia y el lujo deportivo. Lo que no está sujeto a debates es su capacidad de vislumbrar el futuro de la automoción y, más en concreto, de explicar con todo lujo de detalles la hoja de ruta de este fabricante alemán.

“El futuro de Daimler pasa por una estrategia que hemos denominado CASE: conectividad, autonomía, ‘shared and services’ (compartido y servicios) y eléctrico”, explica Zetsche. “La combinación de todos estos pilares creará un producto central que será la mayor revolución del coche desde la propia creación del coche hace cientos de años”.

En ese sentido, el gigante germano está trabajando con distintos partners para llevar la conducción autónoma de nivel 4 y 5 a entornos urbanos, así como está probando su tecnología a lo largo y ancho del mundo para comprobar su funcionamiento en condiciones muy diversas.

En el Intelligente World Drive hemos hecho tests de conducción autónoma en EEUU, Sudafrica, China, Australia y Alemania para recolectar información del comportamiento del coche autónomo en situaciones complejas, como diferentes condiciones meteorológicas o escenarios de mucho tráfico”, añade Dieter Zetsche, quien apostilla: “Es como mandar a los niños a un programa de intercambio. La clave no está en acumular muchos kilómetros, sino probar en los kilómetros adecuados”.

Mercedes-Benz, ¿el ejemplo perfecto de transformación digital?

Daimler, que ha invertido más de 10.000 millones de euros en I+D, espera poder lanzar hasta 10 vehículos totalmente eléctricos en 2020 y poder comenzar a construir la carrera por el coche autónomo desde su vertiente más profesional: los camiones.

“Tienen una importancia clave, porque lo que buscamos son terrenos donde podamos resolver problemáticas de mercado o de la sociedad, y la del transporte de mercancías por carretera es una de ellas”, concluye el ejecutivo.

Antes de eso, lo que ya está entre nosotros es el coche conectado. “La conectividad es fundamental, porque nos permite integrar otros escenarios -como la casa o la oficina- dentro del vehículo“, explica Dieter Zetsche.

“También es un pilar intrínseco al fenómeno del coche compartido, que hoy en día ya es una commodity”. Recordemos que el propio grupo Daimler controla, a la vez, Car2Go (con tres millones de usuarios), MyTaxi y acaba de alcanzar un acuerdo con VIA.

“Cada paso es un elemento mas en la cadena, en la evolución hacia ese coche del futuro. Todo junto va a ser enorme, pero tendremos que tener a la vez un enfoque comprehensivo y personalizado para cada cliente”, finaliza el hombre más poderoso de Mercedes-Benz.

*Fotografías: Dominik Schiener y Daimler.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.