Motor

BMW dobla sus pruebas con coches autónomos mientras Uber y Toyota las suspenden

A pesar del accidente mortal causado por un vehículo sin conductor de Uber y la suspensión de los tests por parte de esta misma empresa y Toyota, BMW acaba de confirmar que quiere contar con nada menos que 80 vehículos sin conductor circulando en entornos reales este mismo 2018.

Las aguas andan convulsas en la todavía incipiente arena movediza que es el coche autónomo, todo a causa del atropello mortal causado supuestamente por uno de estos vehículos sin conductor de Uber. Mientras algunas compañías han seguido con sus planes sin alteración alguna, la propia Uber ha suspendido su programa de pruebas hasta aclarar lo sucedido. Sus mismos pasos siguió Toyota, tal y como os contamos, con el fin de evitar el posible impacto psicológico del incidente en los profesionales que acompañan al automóvil inteligente en sus tests en carretera.

Sin embargo, mientras Uber y Toyota echan el freno, la alemana BMW pisa el acelerador a fondo. La compañía tenía previsto duplicar su flota de coches autónomos de prueba a lo largo de este año… y este miércoles se ha reafirmado en esta idea. El objetivo, confirma la automotriz, es llegar a contar con nada menos que 80 vehículos sin conductor circulando en entornos reales este mismo 2018.

Las seis eras de la conducción autónoma

“Nuestras intenciones con la tecnología de conducción autónoma permanecen sin cambios a pesar de que este accidente extremadamente lamentable”, ha afirmado Klaus Froehlich, miembro de la junta de BMW responsable de investigación y desarrollo, en declaraciones que recoge Reuters.

Unos planes que pasan por llegar a una cifra redonda de circulación, tras lo cual se considerará que pasarán el régimen de prueba: 250 millones de kilómetros recorridos. De ellos, 20 millones de kilómetros se producirán en carreteras reales, mientras que un superordenador será el encargado de simular escenarios de tráfico en un régimen de prueba virtual equivalente a los otros 230 millones de kms.

BMW planea lanzar su primer vehículo autónomo en 2021. Presentar un vehículo antes de esa fecha no es plausible, afirma Froehlich, ya que los fabricantes de chips y los diseñadores de software aún no han desarrollado una computadora capaz de procesar el enorme volumen de datos generados por un automóvil sin conductor.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.