Tecnología

Miles de manifestantes protestan contra los impuestos de Internet en Hungría

Miles de manifestantes protestan contra los impuestos de Internet en Hungría
Escrito por Redacción TICbeat

El gobierno del conservador Viktor Orban quiere gravar a los proveedores de acceso a la red en lo que muchos ven como un intento de restringir la libertad de información.

Miles de personas se congregaron ayer en Budapest ante el Ministerio de Economía húngaro y sus alrededores para protestar contra los nuevos impuestos que el gobierno del conservador Viktor Orban pretende establecer sobre las conexiones a Internet de empresas y particulares.

Estas nuevas tasas, que fueron anunciadas el pasado martes y entrarán, si nada lo impide, en vigor en 2015, costarán a los proveedores de acceso a la red –y, por tanto, a sus clientes- 150 florines por cada giga de datos transmitido, es decir, alrededor de 0,50 céntimos de euro, según informa Reuters.

Los contrarios a esta medida la consideran no solo un obstáculo económico, que suman a otros impuestos como el IVA, de un 27%, el más elevado del mundo, sino también una traba a las libertades y derechos democráticos de los húngaros.

El movimiento “100.000 contra la tasa de Internet” surgido en la red, asegura que este impuesto impedirá el acceso igualitario a la red, profundizando, así, la ya existente brecha digital que aísla a los sectores más desfavorecidos de la sociedad húngara, y limitando las posibilidades de las escuelas y universidades con escasez de fondos.

Tras las enconadas reacciones al anuncio, Fidesz, el partido en el gobierno, propuso una modificación en estas tasas, que supondría un pago tope de 700 florines mensuales (2,26 euros) a los particulares y 5.000 florines mensuales (16 euros) a los negocios con Internet.

Las marchas del domingo fueron convocadas por un grupo contrario a estas medidas que tiene 210.000 seguidores en Facebook, y algunos medios locales cifraron el número de asistentes en 10.000. Los manifestantes llevaron a cabo acciones simbólicas, como iluminar el Ministerio con las pantallas de sus smartphones o lanzar piezas viejas de ordenadores contra la fachada del edificio que alberga la sede del partido Fidesz.

Los participantes han dado 48 horas al gobierno para que suspenda esta nueva legislación fiscal, y ha anunciado nuevas protestas mañana si no sucede.

No es la primera vez que las medidas de regulación de un gobierno sobre el acceso a Internet de sus ciudadanos generan protestas –Turquía, Venezuela y México son algunos lugares cuyos ciudadanos se han levantado contra las últimas restricciones locales-, sin embargo, sí es un caso casi sin precedentes dentro de la Unión Europea.

Gurús de la red como el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, defienden desde hace tiempo que la mejor manera de garantizar el acceso universal de la población a la red no es otra que hacer asequibles para el grueso de la ciudadanía los planes “básicos” de datos y conexión.

Foto cc: Moyan Brenn

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.