Tecnología

Microsoft vende parte de su tecnología de mapas a Uber

microsoft2
Escrito por Redacción TICbeat

La compañía de Redmond anuncia que dejará de invertir recursos propios en recabar información para su servicio de mapas.

Vienen cambios en Microsoft que moverán las aguas en Uber. La compañía de Redmond ha hecho oficial que va a dejar de invertir recursos propios en recolectar datos para su servicio de mapas, y que venderá parte de esta tecnología a Uber, la compañía responsable de la app de uso de transporte privado.

Según recoge la web especializada en tecnología Recode, Microsoft ha confirmado que dejará de recabar información para sus mapas. Hasta ahora, la firma, pese a obtener gran parte de estos datos a través de socios como Nokia, seguía recopilando información para sus mapas aéreos, en 3D y a pie de calle. De aquí en adelante, sin embargo, delegará esta tarea en sus socios.

Y, como parte del movimiento, la compañía de Redmond venderá una parte de la tecnología que hasta ahora le servía para llevar a cabo esta labor a Uber, que también incorporará a 100 nuevos trabajadores que hasta ahora habían estado prestando sus servicios a Microsoft.

“A lo largo del último año hemos emprendido numerosas acciones para centralizar nuestros esfuerzos en nuestra estrategia principal de negocio. En esa línea, hemos decidido que no seguiremos recolectando imágenes de mapas, y que los obtendremos de otros proveedores, concentrando nuestros recursos en la experiencia de usuario. Así, transferiremos buena parte de nuestras operaciones de imágenes a Uber”, han declarado desde la firma dirigida por Satya Nadella.

Desde Microsoft han querido aclarar, eso sí, que el servicio de Bing Maps continuará funcionando con los mapas que obtengan de sus socios, y que su equipo se concentrará en trabajar en la experiencia de los usuarios.

Uber, detrás de los mapas

Hace algunos meses se publicó que Uber podría estar interesada en Here, el negocio de mapas de Nokia, del que la compañía propietaria ya habría manifestado sus intenciones de vender. La startup californiana, informaron entonces algunos medios, habría hecho una oferta de 3.000 millones de dólares por quedarse con esta división del fabricante finlandés. En esta ocasión, sin embargo, se ha negado a hacer comentarios oficiales al respecto.

También a principios de año, Uber sorprendió al mundo con un inesperado anuncio: que había decidido adentrarse en el campo de la conducción autónoma y los vehículos sin conductor, a través de un proyecto de investigación en el que se asociará con la Universidad de Carnegie Mellon, en Pittsburgh. Una noticia que despertó cierta inquietud en los conductores que se sacan un dinero extra ofreciendo sus servicios de transporte privado a través de esta plataforma. Su responsable de producto, Jeff Holden, ya dijo entonces que se trataba de una iniciativa a largo plazo, un avance “en un punto intermedio entre la investigación y la ingeniería”. Holden no cree que haya nadie en el mundo preparado para poner sus vehículos autónomos en la carretera y simplemente darle al botón. A Uber también le “faltan muchos años” para hacerlo, dijo, pero parece que la compañía ya se está preparando para ayudar a sus coches, con o sin piloto, a saber por dónde van. El negocio de los mapas digitales y el de la conducción conectada, la autónoma y la semiautónoma parecen caminar de la mano.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.