Tecnología

Microsoft pide a las autoridades que regulen las tecnologías de reconocimiento facial

El presidente de Microsoft, Brad Smith, ha exigido “una regulación gubernamental cuidadosa” y “el desarrollo de normas” en torno al uso de la tecnología de reconocimiento facial.

El reconocimiento facial es una de las tecnologías con más recorrido de la actualidad, aplicación inminente de la inteligencia artificial y que promete grandes casos de uso en sectores tan diversos como la seguridad ciudadana o el retail. Pero donde hay un gran poder también hay una gran responsabilidad… y los principales actores de la industria comienzan a darse cuenta de ello.

Es el caso de Microsoft, cuyo presidente -Brad Smith- ha exigido “una regulación gubernamental cuidadosa” y “el desarrollo de normas” en torno al uso de la tecnología de reconocimiento facial.

“Sin un enfoque reflexivo, las autoridades públicas pueden acabar fiándose de enfoques tecnológicos defectuosos o sesgados para decidir a quién rastrear, investigar o incluso arrestar por un delito”, detalla Smith en el blog corporativo de Microsoft. Esta compañía, añade el directivo, ya se habría negado a proporcionar esta tecnología a algunos clientes que podrían usar el reconocimiento facial en situaciones que implicarían “riesgos para los derechos humanos”.

Microsoft pide una Convención de Ginebra para lograr la paz digital

“Imagínese las tiendas de un centro comercial utilizando reconocimiento facial para compartir información entre ellos sobre cada estante que explora un consumidor y el producto que compra, sin preguntarle primero (…) o una base de datos de todos los que asistieron a un mitin político, en contra de la esencia misma de la libertad de expresión”, añade el ejecutivo de Redmond.

Pero esa es la moral propia de Microsoft, quizás no compartida por otras empresas privadas. Y, por ello, es clave que exista un marco legal que establezca los límites éticos en el uso del reconocimiento facial. “Si bien apreciamos que nos pidan a las compañías tecnológicas que tomemos estas decisiones, y reconocemos la importancia de nuestro propio ejercicio de responsabilidad, creemos que es un sustituto inadecuado para la toma de decisiones por parte del público y sus representantes en una república democrática“, escribe Brad Smith en referencia a su propuesta de crear una comisión de expertos en el congreso norteamericano para imponer estas normas. Idea perfectamente extrapolable a otros lugares del mundo…

 

 

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.