Tecnología

Microsoft impulsa la integración laboral de las personas con autismo

possibilities-643x367
Escrito por Marcos Merino

La compañía de Redmond contará con la ayuda de la fundación Specialisterne para integrar laboralmente a estos empleados en la compañía.

Como todos los años, el pasado jueves 2 de abril se celebró el ‘Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo’. El sector tecnológico ofrece numerosos casos en los que iniciativas personales y empresariales relacionadas con las NTIC han ayudado a la integración social de personas autistas. Cabe destacar casos como las aplicaciones Zac Picto y Zac Browser Gold (traducidas al español por la Fundación Orange) o el sistema SAVIA, desarrollado por la multinacional española Indra para favorecer el aprendizaje de personas con autismo.

Este año, Mary Ellen Smith, vicepresidenta corporativa de operaciones globales de Microsoft, decidió escribir al respecto del autismo en el blog de su compañía. En el post, afirmaba que este asunto le afectaba en dos niveles: como madre (su hijo de 19 años es autista) y como ejecutiva de Microsoft, “una empresa que cree firmemente en la diversidad”. Continuaba afirmando la convicción de su compañía de que la diversidad “enriquece nuestro rendimiento, nuestros productos y servicios, las comunidades en las que vivimos, y las vidas de nuestros empleados”.

Esa convicción es la que, según Smith, ha motivado a Micosoft a ofrecer un entorno inclusivo en el que las personas con discapacidad puedan alcanzar el éxito profesional. Y también es la causa por la que han decidido anunciar la puesta en marcha un programa piloto de contratación a tiempo completo de personas con autismo en puestos de trabajo con base en la sede central de la compañía en Redmond. “Las personas con autismo”, prosigue Smith, “aportan fortalezas que necesitamos en Microsoft. Cada individuo es diferente: algunos cuentan con una increíble capacidad de retener información, o de pensar a un alto nivel de detalle, o de sobresalir en matemáticas o programación. Es una fuente de talento que queremos seguir aportando a Microsoft”. Y finalizaba recordando que “los candidatos interesados ​​en el programa piloto de Microsoft ya pueden enviar por correo electrónico sus CVs a msautism@microsoft.com”.

A la hora de implementar este programa piloto, la compañía propietaria de Windows contará con el respaldo de la ONG Specialisterne (con sede en Dinamarca), una fundación especializada en el campo de la integración laboral de personas autistas a través del aprovechamiento de las características particulares que los autistas pueden aportar al funcionamiento de las empresas. Así, para Specialisterne, “las características que habitualmente excluyen del mercado a las personas con autismo son exactamente las mismas que les convierten en empleados valiosos por aspectos como la atención a los detalles, la ‘tolerancia cero’ al error, y la persistencia hasta que el trabajo esté finalizado (…) Nosotros no les vemos como personas con un diagnóstico de autismo, sino como verdaderos especialistas en su campo”.

Como ya explicaba en 2012 José Ramón Alonso, director del Laboratorio de Plasticidad neuronal y Neurorreparación (del Instituto de Neurociencias de Castilla y León), “el autismo por sí solo no impide encontrar un empleo. Las personas en el lado más favorable de los trastornos del espectro autista pueden y deben buscar un trabajo adecuado a sus características personales”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.